Inicio > Dependencia > Cómo adaptar la casa a un familiar en silla de ruedas

Cómo adaptar la casa a un familiar en silla de ruedas

Cómo adaptar la casa a un familiar en silla de ruedas

Hoy en día resulta común ver como la sociedad se ha interesado por eliminar las barreras arquitectónicas, en edificios y hogares para las personas con silla de ruedas. Cualquier escalón puede representar un obstáculo e impedir que puedan movilizarse con total normalidad.

Todo esto ha motivado a realizar las adaptaciones adecuadas, para que un usuario en silla de ruedas pueda trasladarse de un lugar a otro, sin presentar mayor problema. Sin duda alguna, esto es un gran avance para todas aquellas personas que tienen esta discapacidad.

¿Qué adaptaciones se deben realizar en el hogar?

Nuestros hogares pueden presentar grandes problemas, en cuanto a diseño y obstáculos, para las personas en silla de ruedas. Desde puertas estrechas, la falta de ascensor, difícil acceso a la casa, entre otros, pueden inhibir aún más la movilización de este tipo de personas.

Ahora bien, cuando un familiar presenta movilidad reducida, ya sea por algún accidente, porque está enfermo, o por ser de la tercera edad, es necesario hacer adaptaciones a toda la vivienda como por ejemplo contar con una rampa para la silla de ruedas, para que la vivienda pueda ser totalmente accesible para esta persona. Uno de los mejores sitios para comprar una rampa para la silla de ruedas es Amazon. En este enlace: “RAMPAS PARA SILLAS DE RUEDAS EN AMAZON” puedes ver distintos modelos, precios y opiniones de usuarios que compraron una de los numerosos modelos de rampas para sillas de ruedas que puedes encontrar en Amazon.

De esta manera el familiar dependiente, podrá tener una mejor calidad de vida. Entre las adaptaciones que deben realizarse, se encuentran las siguientes.

1. Adaptaciones en el acceso a la vivienda

El acceso a la vivienda es algo primordial en las remodelaciones para las personas con discapacidad, ya que es la vía de entrada y salida. Para evitar que esto ocurra, se debe hacer lo siguiente.

Evitar las escaleras en la entrada, y sustituirlas por rampa silla de ruedas. En algunos casos se hace necesaria la aprobación de la comunidad, para poder hacer esta adaptación. Recuerda, en este enlace RAMPAS PARA SILLAS DE RUEDAS EN AMAZON puedes ver distintos modelos.

La longitud de la rampa dependerá de la pendiente longitudinal que tengan. Por ejemplo, si el recorrido tiene de 6 a 10 m, la pendiente debe tener un máximo del 6%. En caso de ser un recorrido de 3 a 6 m, la longitud máxima es del 8%, y si el recorrido es inferior a 3 m, la pendiente será de un 10%. Además de que deben ser anti resbalante.

El pasamano debe ser ergonómico. Se recomienda que sean redondos para tener mayor agarre y soporte en él. En este enlace PASAMANOS EN AMAZON puedes ver distintos modelos.

Las puertas deben tener un mínimo de 2m de altura por 0,80m de ancho. En caso de ser de cristal, es necesario que dispongan de una señalización.

2. Adaptar el Baño

El baño es otro de los lugares importantes, ya que es la zona de higiene para las personas con movilidad reducida. Las adaptaciones a realizar son las siguientes.

Instalar superficies antideslizantes.
Se recomienda usar ducha en vez de bañera, ya que se evitará cualquier riesgo de una posible caída. Además de que debe disponer de barras de apoyo.

La taza del inodoro debe estar un poco elevada. De esta manera se evitan los esfuerzos al sentar o levantar a la persona con discapacidad.

Eliminar los cierres interiores de las puertas, ya que en caso de alguna emergencia, resultaría un poco difícil salir.

Es importante contar con determinadas sujeciones para evitar posibles caídas en el baño. En este enlace SUJECIONES Y BARRAS PARA BAÑOS ADAPTADOS puedes ver distintos modelos de sujeciones y barras para el baño.

3. Adaptaciones en la Cocina

Resulta importante poder favorecer todos los espacios, para garantizar la movilidad de las personas en silla de ruedas. En el caso de la cocina, los cambios que se deben hacer son.

Colocar los muebles en forma de U o L, para que puedan tener siempre un punto de apoyo mientras se desplazan.

Evitar que los muebles de la cocina tengan esquinas. De esta manera, se corren menos riesgos de algún accidente.
Instalación de grifos monomandos, en lugar de los de rosca, ya que son más fáciles de usar.

Instalación de una placa vitrocerámica, en lugar de la cocina de gas. En caso de no tener la capacidad monetaria para hacerlo, se aconseja disponer de un extintor en la cocina.

4. Adaptar el dormitorio

El dormitorio es el cuarto principal, es por ello que necesita ciertas modificaciones para aquellas personas en silla de ruedas. Entre las más importantes se encuentran las siguientes.

La altura de la cama debe estar acorde a las necesidades personales, y de espacio de las personas con discapacidad. Se recomienda que sean de 45 y 50 cms de alto.

Se recomienda hacer uso de camas articuladas. Son perfectas para las personas con movilidad reducida.

Las ventanas deben abrirse hacia afuera y ser corredizas. De esta manera será mucho más sencillo poder abrirlas.

Los cajones para almacenar la ropa deben tener asas. Les resultará mucho más sencillo poder acomodar su ropa.

5. Adaptar los enchufes e interruptores

Es muy importante poder adaptar los interruptores, para que las personas que presentan esta discapacidad, puedan conectar sus equipos eléctricos, y electrónicos con mayor facilidad. Las adaptaciones que debe tener la vivienda son.

Deben estar colocados a una altura de 80 o 90 cm sobre el suelo. Esto les permitirá tener mayor acceso a ellos, sin necesidad de agacharse.

Toda instalación eléctrica debe tener un inter-diferencial. El objetivo en este caso, es proteger a la persona de cualquier riesgo de ser electrocutado.

Hacer uso del control remoto para activar los interruptores. Gracias a los sistemas modernos de enchufes, se puede disponer de un control para poder activar desde cierta distancia, los interruptores.

Una vez que se realicen todas las adaptaciones antes mencionadas, será mucho más sencillo poder movilizar a una persona en silla de ruedas por todo el hogar. Del mismo modo, es algo muy beneficioso para él, ya que a pesar de presentar esa condición, no tendrá que depender totalmente de otra persona para poder hacer una vida normal.

Es importante mencionar que cualquier persona está propensa a estar en una silla de rueda; sin embargo las personas mayores son las que generalmente deben ser movilizadas en ellas. En la mayoría de los casos el adulto mayor va perdiendo fuerza y masa muscular; eso le impide que pueda realizar sus actividades diarias por sí solo.

Finalmente resulta importante contar con las ayudas técnicas necesarias para poder garantizar la mayor calidad de vida de la persona dependiente, y que esta pueda disfrutar del tiempo de vida que tienen, de una forma cálida y confortable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo :)