Inicio > Dependencia > Cómo solicitar ayudas para el cuidado de personas mayores: La Ley de Dependencia

Cómo solicitar ayudas para el cuidado de personas mayores: La Ley de Dependencia

La Ley de Dependencia surge, para ayudar a todas las personas que se encuentran en situación de no valerse por sí mismas y requieran el apoyo por parte de sus familiares, con ayudas especiales para lograr alcanzar una integración social acorde con la ciudadanía que tenga.

En concordancia con esta ley, tiene grados de dependencia, que vendrá siendo de tres formas diferentes, de acuerdo a la gravedad del caso que presente la persona, o ayuda a las personas mayores, siendo estas:

Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona acredite ayuda para realizar sus actividades básicas diarias, al menos una vez al día.

Grado II. Dependencia grave: Cuando la persona necesite ayuda para realizar sus actividades diarias, al menos tres veces al día.

Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesite ayuda varias veces al día para realizar algunas de sus actividades de rutina o que haya tenido pérdida de sus capacidades físicas, mentales, intelectuales, entre otros.

Cada uno de estos grados viene a ser reconocido y valorado sobre la base de un baremo, con una puntuación que llega a 100, que deberá ser atendido en consenso con las autoridades competentes y según lo acordado por cada una de las comunidades autónomas, para luego ser publicado bajo un decreto real.

Si quieres conocer más sobre el tema de la dependencia en este enlace de Amazon LIBROS SOBRE DEPENDENCIA EN AMAZON puedes encontrar diversos libros, en formato papel y ebook que tratan sobre cómo afrontar la discapacidad, el envejecimiento y la dependencia.

Requisitos para ser acreedor del programa de ayuda de dependencia

En primera instancia, se debe tener la nacionalidad española, y por supuesto la documentación debidamente legalizada que demuestre que esto es cierto y por demás, estar al tanto que puede ser penalizado si entrega documentos conteniendo información falsa.

Residir o estar viviendo en el territorio nacional de España, al menos cinco años antes de la solicitud, para poder ser candidato a recibir una ayuda por dependencia, y por supuesto presentar testigos o documentos de residencia y referencias personales que lo acrediten.

Ser declarado dependiente en alguno de los grados, ya sea grado I, grado II o grado III, y tener la constancia emitida por cualquiera de los órganos, de las comunidades autónomas donde se declare que la persona es dependiente por discapacidad, por lo que acredita una ayuda.

Dicho sea de paso, para verificar si la persona tiene dependencia en cualquiera de los grados, el baremo debe dictar si necesita ayuda para la micción o defecación, para comer, movilizarse, levantarse y acostarse en la cama, lavarse o hacerse aseo personal, entre otros.

Dentro de la puntuación, el baremo debe dar la contabilidad de acuerdo al grado de dependencia, que la persona tiene, por lo que, si ésta es muy alta, se considera que la persona puede estar entre grave, severa o moderada, siendo la máxima puntuación en 100.

Servicios contemplados en la Ley de Dependencia

Servicios de prevención de la dependencia.

Para ello, se deberá tratar a la persona antes que se convierta en dependiente, a través de chequeos periódicos y promoción de la salud, dando aspectos para llevar una vida saludable.

Tele asistencia.

Se realiza mediante un dispositivo conectado a una red de computadoras, haciendo que la persona mayor, discapacitado, enfermos crónicos entre otros, puedan ser atendidos dentro y fuera de su hogar, con atención especializada en cualquier emergencia.

Ayuda a domicilio.

Atiende a las personas con deficiencias funcional, proporcionando atención personalizada y especializada con profesionales de salud, además de apoyo psicosocial a todo el grupo familiar que rodea al dependiente.
Centros de día y noche. El centro de día ofrece apoyo y cuidados de las personas dependientes para realizar terapias y actividades durante el día, para las familias que deseen seguir con la persona y el de noche, el individuo sólo va a pernotar, saliendo durante el día a diversas actividades.

Atención residencial.

Se presta en centros habilitados y condicionados para tal efecto, muchos de los cuales son prestados por la Atención Pública y dependiendo el grado de dependencia de la persona que solicita esta ayuda.

Prestaciones económicas establecidas en la Ley

Esta prestación va a depender de las necesidades básicas que tiene la persona en dependencia y como ayuda al núcleo familiar, dependiendo de las condiciones de habitabilidad y las responsabilidades a las cuales se debe apegar la familia.

Dentro de estas prestaciones, se toma en cuenta la contratación de una persona capacitada para la realización de las tareas habituales de la persona, para que tenga cierta libertad de realizar actividades normales, de una forma más autónoma, incluso asistir a los Centros de Día y de Noche.

Si las personas incumplen en cualquiera de las condiciones impuestas, al otorgársele la ayuda, cualquiera que sea el servicio y también dependiendo del grado en el cual esté la persona, según el baremo, dicho apoyo puede ser removido, modificado o desaparecer.

Solicitar ayudas para personas mayores que son dependientes, va a ser estipulado según el grado de dependencia que tenga y de los cuidados y prevención, para los cuales necesite una atención especializada y organizada, para evitar cualquier inconveniente.

Plazos para solicitar el reconocimiento de situación de dependencia

No existe ningún plazo estipulado por el gobierno autónomo para la solicitud de reconocimiento del grado de dependencia de cualquier persona mayor o discapacitado; esto va a depender de la persona que va a solicitar la ayuda.

Es necesario rellenar una solicitud debidamente y llevarla al Ayuntamiento donde se encuentre registrada la persona interesada en la solicitud, haciendo hincapié, que al momento de pedir la solicitud, la persona debe residir en el territorio español, por lo menos desde cinco años antes.

Cumplir con todos los reglamentos legales para la obtención de la ayuda por dependencia, y así entra en el programa de forma gratuita, para que se pueda dar una respuesta factible a la solicitud debidamente completada para poder ser entregada en la oficina receptora.

Por ello, cada persona debe estar atenta en entregar los recaudos exigidos ante las instancias competentes y llenar los requisitos, con los cuales se tiene el primer paso para poder optar por una ayuda o prestación de servicio, de la Ley de Dependencia.

One thought on “Cómo solicitar ayudas para el cuidado de personas mayores: La Ley de Dependencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo :)