Inicio > Discapacidad > El uso de la grúa en mayores y personas dependientes

El uso de la grúa en mayores y personas dependientes

El uso de la grúa en mayores y personas dependientes

Las grúas son ayudas técnicas muy utilizadas en las movilizaciones y transferencias de los discapacitados y personas mayores dependientes que presentan problemas de movilidad.

Esto se debe a que ofrecen la gran ventaja de poder manipular de una forma más sencilla a las personas que presentan algún tipo de discapacidad.

Por otro lado, se caracterizan por ser muy cómodas y seguras, logrando minimizar así cualquier tipo de lesión o molestia en las personas dependientes.

¿Dónde comprar grúas para personas mayores o discapacitadas?

Si deseas comprar una grúa para mover a una persona mayor o discapacitada con total seguridad tanto para ti como para la persona que esta a tu cuidado, afortunadamente en internet puedes encontrar varios modelos de grúas que se adaptan a todo tipo de necesidades.

Un pequeño consejo antes de comprar una grúa para mayores dependientes o discapacitados es que prestes atención a las opiniones de otros compradores.

En el siguiente enlace [ VER GRÚAS PARA MAYORES Y DISCAPACITADOS ], o pulsando sobre la imagen inferior puedes ver diferentes modelos de grúas para movilizar personas discapacitadas o mayores con problemas de movilidad.

Gruas para mayores y discapacitados

A continuación te explicaremos todo lo que necesitas saber para un uso adecuado de la grúa.

1. ¿Por qué es recomendable el uso de una grúa para una persona dependiente?

Una persona dependiente, pocas veces suele tener fuerza para hacer sus movimientos básicos, como pararse y caminar por sí mismo.

Esto implica, la intervención de un cuidador que lo ayude en los movimientos y su traslado de un sitio a otro, el cual debe ejercer todo el peso del paciente sobre él, para lograr movilizarlo adecuadamente.

Con la aparición de las grúas, el traslado de los discapacitados se puede realizar de forma cómoda, segura y rápida.

Sin duda alguna es algo muy importante, ya que gracias a la grúa, el peso del paciente es repartido de forma equilibrada, evitando que sienta algún tipo de incomodidad en su traslado.

Los expertos en el área, suelen recomendarla ya que reduce el riesgo en un 100% de sufrir alguna caída del discapacitado, cuando se está movilizando. Además de que sirve para todo tipo de transferencia.

2. Qué es una grúa de transferencia para personas dependientes

Se pueden definir como ayudas necesarias para elevar, movilizar transferir y trasladar a las personas dependientes.

Su uso se hace necesario para disminuir el riesgo de lesiones en los discapacitados y el cuidador.

En la mayoría de los casos son utilizadas por los discapacitados, personas mayores y minusválidas que presentan movilidad reducida, ya que no pueden colaborar a los cuidadores en su traslado y movilización.

Por otro lado, se caracteriza por estar conformada por dos patas articulas, las cuales se abren y cierran, con el objetivo de mejorar la estabilidad en el traslado. También disponen de cuatro ruedas que facilitan el movimiento y traslado de la persona dependiente.

3. Qué tipos de grúas hay

Dependiendo del tipo de movilidad que ofrecen, y su instalación existen 3 modelos de grúas, como lo son, las grúas fijas, de techo y móviles. De acuerdo al tipo, el mecanismo de elevación puede variar.

Otro aspecto diferente entre ellas es el sistema por el que se activan. Algunas dependen de una bomba hidráulica, y otras de un sistema eléctrico.

4. Grúas móviles (o grúas con ruedas)

Son las más utilizadas en las viviendas y centros asistenciales. Se caracterizan por disponer ruedas para trasladar al paciente dependiente hacia cualquier espacio.

Además de que ofrecen la ventaja de poder adaptarles diferentes soportes, dependiendo de peso de cada discapacitado.

5. Grúas fijas

Son aquellas que deben ser instaladas mediante un pie, el cual necesita ser fijado en el piso. También puede ser anclado a la pared. Se utilizan para trasladar al paciente desde una superficie a otra, pero en el mismo espacio.

Si se desea movilizar al paciente por toda la casa, se le puede adaptar un chasis con rueda.

6. Grúas de techo

Se refiere a aquel tipo de grúa que debe ser fijada en el techo. Antes de instalarlas, es necesario verificar si el hogar cumple con las características arquitectónicas adecuadas para ser fijada.

Permite un traslado limitado, dependiendo de las necesidades del usuario.

7. El arnés

Hace referencia al elemento de seguridad en donde será colocado la persona dependiente para su movilización o transferencia. Es perfecto para arropar a la persona y distribuir su peso de forma uniforme, evitando así cualquier tipo de dolor o incomodidad.

Debe ser elegido de acuerdo al peso, dimensión y característica de la persona dependiente.

8. Colocación del arnés

Aprender a colocar el arnés a la persona dependiente, es algo esencial si se busca trasladarlo de una forma cómoda y segura.

La colocación del mismo puede realizarse cuando el paciente se encuentre tumbado en la cama, o sentado en una silla.

Para cada caso, el procedimiento es diferente.

a) Colocación del arnés de la persona tumbada en la cama

Se debe girar al paciente hacia un lado.

Colocar el arnés en la cama.

Ubicar a la persona dependiente sobre el arnés, y colocárselo.

Girar al paciente hacia el lado contrario, y estirar la parte restante del arnés.

Girar al paciente boca arriba.

Finalmente colocar las bandas inferiores, por debajo de las piernas, y entrecruzarlas.

b) Colocación del arnés en la silla

Colocar el arnés por la parte posterior de la persona dependiente, de arriba hacia abajo. Para lograrlo, se debe reclinar suavemente al paciente hacia adelante, hasta la parte de la cintura.

Finalmente se pasan las bandas inferiores por debajo de las piernas, y entrecruzarlas.

9. Consejos al realizar la transferencia con la grúa

Al momento de realizar la transferencia del discapacitado con la grúa, es importante tomar en cuenta los siguientes consejos.

Verificar que la grúa esté frenada. De esta manera, se minimiza el riesgo de que ocurra algún accidente.

Si el paciente es totalmente dependiente, y no puede moverse, es necesario ayudarle a subir la cabeza, a medida que se va subiendo la grúa.

Evaluar que el arnés sea cómodo y no se clave en la parte de las axilas, ni en los muslos de la persona dependiente.

Es necesario verificar la estabilidad de la grúa en todas las posiciones. Se puede hacer una prueba con el paciente sobre ella.

Resulta importante evaluar el entorno donde será utilizada la grúa, para poder elegir el tipo de grúa a usar.

Verificar que todos los controles para bajar y subir al paciente, sean fáciles de usar, y totalmente manejables por cualquier persona.

Sin duda alguna, las grúas son una ayuda esencial para realizar las transferencias y movilizaciones de las personas dependientes, en cualquier espacio.

Su objetivo es realizar el traslado del discapacitado, evitando causarle algún accidente o molestia en su movilización.

Gracias a ellas, las personas con discapacidad tienen mayor comodidad y seguridad en su transferencia.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese este otro post “Cómo elegir el mejor cojín anti escaras”  en el que te damos las claves para que puedas comprar el mejor cojín para prevenir la aparición de las temidas escaras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies