Inicio > Alimentos > 5 buenos hábitos alimenticios para este verano

5 buenos hábitos alimenticios para este verano

En verano los días son más largos, la presión laboral y académica disminuye,disponemos de más tiempo libre… en definitiva, es una época ideal para tomar decisiones y realizar cambios en nuestra vida que nos ayuden a sentirnos mejor.

Por ello, hemos consultado a los especialistas en nutrición y salud de body fitness suplementos para que nos ayuden a elaborar una sencilla lista con algunos buenos hábitos alimenticios para este verano que puedes incorporar desde ya a tu rutina diaria.

Come más frutas y elige las de temporada

Como bien sabes, las frutas son claves en toda alimentación saludable.

Los especialistas recomiendan comer unas 5 piezas de fruta repartidas a lo largo de las distintas comidas del día. Lo ideal es incluir alguna pieza de fruta en el desayuno así como comerla a media mañana y por la tarde a la hora de la merienda.

Afortunadamente, en verano podemos disfrutar de excelentes frutas de temporada como las cerezas, los arándanos, las uvas, las ciruelas o los fresones, frutas todas especialmente ricas en antioxidantes…

Del mismo modo, en los meses más cálidos necesitamos ingerir alimentos que contengan mayor cantidad de agua para combatir la deshidratación causada por el calor.

Una excelente forma de hidratar nuestro cuerpo a la vez que nos refrescamos es comer sandía o melón, dos excelentes frutas de temporada que nos aportarán además variedad de vitaminas y minerales.

Tampoco podemos olvidarnos de las paraguayas, nísperos y el plátano, entre otras.

Por supuesto, el verano es un buen momento para visitar mercados locales dónde encontraremos frutas de mayor calidad a excelentes precios, ya que muchas veces proceden de agricultores locales.

Incrementa el consumo de verduras

Al igual que ocurre con las frutas, en verano es fácil encontrar verduras de temporada a buenos precios como pepinos, calabacines, calabazas o diversas variedades de tomates.

Estas verduras son muy fáciles de incorporar a nuestra dieta veraniega gracias a recetas sencillas, deliciosas, refrescantes y muy naturales como el gazpacho, el salmorejo o sopas frías, ya sea de tomate, calabacín o calabaza.

Sustituye los helados y refrescos por zumos y batidos naturales

Probablemente pienses que una de las mejores formas de combatir el calor en verano, es disfrutar de un refrescante helado. Pese a ser deliciosos, los helados están cargados con una gran cantidad de azúcar por lo que su consumo debe ser moderado.

Lo mismo sucede con los refrescos. Todos sabemos el daño inmenso que hace a nuestro cuerpo estas bebidas gaseosas o carbonatadas, ricas en azúcares.

Por esta razón, te proponemos sustituir todas esas bebidas no saludables por refrescantes y saludables zumos naturales.

Tomando un buen vaso de zumo o batido saciaremos nuestra sed y nos refrescaremos pero también nutriremos nuestro cuerpo con los nutrientes adecuados como minerales (hierro, potasio, etc.) y vitaminas esenciales como la vitamina C.

Además los zumos y batidos naturales son especialmente recomendables para ayudarnos a adelgazar y eliminar las toxinas de nuestro cuerpo ya que cuentan con un con alto contenido de fibra. Por ello, son parte esencial de toda dieta o plan detox.

¡Con un poco de imaginación y una licuadora se pueden hacer maravillas!

Bebe agua incluso si no tienes sed

En verano, especialmente los niños y los adultos mayores corren un alto riesgo de deshidratarse debido a que su cuerpo responde de forma diferente a las altas temperaturas.

Pero el riesgo de deshidratación no es exclusivo de niños y mayores sino que puede afectar a cualquiera en cualquier momento, especialmente si se practica deporte o se realiza un esfuerzo físico intenso en las horas de calor.

Por ello, es importante para evitar la deshidratación beber agua de forma regular durante todo el día.

No esperes hasta que aparezcan síntomas como boca seca y pegajosa, somnolencia o cansancio, dolor de cabeza, etc.; propios de la deshidratación, para beber agua.

Es difícil recomendar una cantidad específica de agua diaria ya que depende de las características de cada persona.

Si bien, la mejor manera de saber que está bebiendo suficiente agua es asegurarse de que nuestra orina sea incolora o de color amarillo claro.

Siempre es buena idea llevar contigo una botella de agua cuando salgas de casa. Además, recuerda…

¡Comer frutas, verduras y tomar leche también son formas saludables de hidratar nuestro cuerpo!

Sustituye los snacks por picoteo sano

Habrás escuchado mil veces que comer entre horas engorda. Esto no tiene por que ser así si optas por snacks ligeros y saludables.

La fruta fresca, el yogur natural, los frutos secos o productos como las tortitas de arroz y el Hummus son un picoteo sano que te quitará el hambre a la vez que aporta a tu cuerpo los nutrientes que realmente necesita.

Como ves, se trata de unos sencillos hábitos que puedes incorporar desde hoy mismo y que si los pones en práctica este verano te harán sentir bien y lleno de energía para disfrutar de tus viajes, de la playa, la piscina o la montaña.

¿A qué esperas para poner estos hábitos saludables en práctica?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies