fbpx

Cómo lavarse las manos para protegerse de virus, coronavirus, gripe y otras enfermedades

A diario escuchamos lo importante qué es lavarse con frecuencia las manos para protegerse del coronavirus COVID-19 y prevenir nuevos contagios, pero muchas personas no lo hacen bien porque no desconocen la forma adecuada de lavarse las manos.

Lavarse a menudo las manos y hacerlo “bien” es esencial para prevenir la gripe, los catarros, conjuntivitis, infecciones, problemas gastrointestinales y un sin fin de enfermedades. Como nos recuerda la OMS, “unas manos limpias nos protegen de las infecciones”.

Pese a ello, no lo hacemos todo lo que deberíamos. Por esta razón en este artículo vamos a contarte cómo debe hacerse un buen lavado de manos, describiendo paso a paso las indicaciones y recomendaciones sobre la higiene de manos de la Organización Mundial de la Salud.

Si quieres conocer más sobre lavado e higiene de manos aquí material y documentos sobre la higiene de manos de la OMS tienes varias guías sobre la higiene de las manos en la asistencia ambulatoria, sanitaria y domiciliaria a personas mayores o en los cuidados a personas en situación de dependencia, consejos y recomendaciones sobre cómo desinfectarse las manos o los momentos más importantes para la higiene de manos.

Estas guías sobre cómo lavarse y/o desinfectarse las manos forman parte de la estrategia multimodal de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las estrategias de mejora y las mejores prácticas en la higiene de las manos.

Por qué es tan importante lavarse las manos

La correcta higiene de manos es una medida esencial para la prevención de todas las infecciones, no sólo las provocadas por el nuevo coronavirus, también para la gripe, los catarros, etc.

Lo ideal es lavarse las manos con un gel hidro-alcóholico higienizante como los que puedes ver más abajo.

Aunque también puedes usar jabón y agua.

Cuándo hay que lavarse las manos

  • Siempre que estén visiblemente sucias.
  • Tras estornudar, toser o sonarse la nariz
  • Después del contacto con alguien que estornuda o tose
  • Después de usar el baño o tocar superficies sucias
  • Antes de preparar y comer alimentos
  • Antes y después de cambiar pañales
  • Antes y después de visitar o atender a alguien enfermo
  • Después de tirar la basura
  • Después de estar en lugares públicos concurridos o usar el transporte público
  • Después de tocar las manijas de las puertas
  • Cuando se sospeche o se tenga constancia de haber estado expuesto a patógenos por contacto con fluidos corporales (mocos, sangre, etc.) de una persona contagiada.

Cómo lavarse bien las manos.

Debes hacerlo durante 40-60 segundos

1 – Mójate las manos con agua y aplica suficiente jabón
2 – Frótate las palmas de las manos entre sí
3 – Frótate la palma de una mano contra el dorso de la otra entrelazando dedos
4 – Frótate las palmas de las manos entre sí con los dedos entrelazados
5 – Frótate el dorso de los dedos de una mano con la palma de la otra
6 – Con un movimiento de rotación, frótate el pulgar atrapándolo con la palma de la otra mano
7 – Frótate los dedos de una mano con la palma de la otra con movimientos de rotación
8 – Enjuágate las manos con agua
9 – Sécate las manos con con agua una toalla de un solo uso

Guía de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre cómo lavarse las manos
Guía de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre cómo lavarse las manos

Recuerda…

Mantener las manos bien limpias reduce la propagación de enfermedades como COVID-19 pero también la gripe por ejemplo.

Cómo lavarse las manos con gel a base de alcohol

Láverse las manos frotándolas con un desinfectante a base de alcohol cuando estén muy sucias, manchadas de sangre u otros fluidos corporales, o después de usar el inodoro es más rápido y eficaz que lavarlas sólo con agua y jabón. Además, será mejor tolerado por la sufrida piel de nuestras manos.

Especialmente, mantener la higiene de las manos lavándoselas con gel desinfectante es muy importante en el caso de profesionales que presten cuidados y servicios de atención sociosanitaria, cuidadores familiares de personas mayores o dependientes, o cualquier persona que participe directa o indirectamente en la atención y cuidados a otra persona.

Lavarse las manos con gel a base de alcohol es de gran ayuda para evitar la transmisión de gérmenes perjudiciales siendo una herramienta vital de prevención de las infecciones asociadas a la atención domiciliaria.

De hecho, las manos son la principal vía de transmisión de gérmenes durante la atención sanitaria y hace que cada año miles de personas mueran en todo el mundo por infecciones contraídas por no haberse extremado la higiene de manos mientras recibían atención o cuidados.

Si eres el responsable del cuidado de otra persona, debes cuidar la higiene de tus manos, lavándote las manos y desinfectándotelas con frecuencia. Además, debes aprender cómo hacerlo correctamente y cuál es el momento adecuado para lavarse las manos con un gel desinfectante.

La duración de este procedimiento debe ser de al menos 20-30 segundos. Estos son los principales pasos a seguir para desinfectarse las manos lavándolas con un gel a base de alcohol.

1 – Deposita en la palma de tu mano una dosis de producto suficiente para cubrir todas las superficies
2 – Frotaté las palmas de las manos entre si
3 – Frótate la palma de una mano contra el dorso de la mano izquierda enlazando los dedos y viceversa
4 – Frótate las palmas de las manos entre sí con los dedos entrelazados
5 – Frótate el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándote los dedos.
6 – Frótate con un movimiento de rotación el pulgar atrapándolo con la palma derecha y viceversa.
7 – Frótatela punta de los dedos de una mano izquierda haciendo un movimiento de rotación y viceversa.
8 – Una vez secas tus manos son seguras

Guía de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre cómo desinfectarse las manos
Guía de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre cómo desinfectarse las manos

Cómo debe ser la higiene de manos en el caso de cuidadores de personas mayores y/o dependientes

Ya se trate de un profesional que realice labores de atención sanitaria en residencias de la Tercera Edad, centros mayores, presten un servicio de ayuda a domicilio o seas un cuidador familiar, existen una serie de momentos o situaciones en los que debes extremar la higiene de tus manos.

Antes de tocar al paciente o cuando te acerques a él, debes lavarte las manos para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que tiene usted en las manos.

Inmediatamente antes de realizar una tarea limpia/aséptica como cuidado de heridas, escaras, etc.; desinféctate las manos así protegerás al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los gérmenes del propio paciente.

Después de un riesgo de exposición a líquidos corporales (y tras quitarse los guantes) también debes lavarte las manos para minimizar riesgo de contagio o contaminación del entorno por gérmenes dañinos del paciente.

Después de tocar al paciente, al final del cuidado o tarea de higiene diaria que estés realizando. También, cuando ésta sea interrumpida por la razón que sea y tenga que reanudarse de nuevo.

Guía de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre higiene de manos en Atención Sanitaria en Residencias de la Tercera Edad y cuidado de personas mayores
Guía de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre higiene de manos en Atención Sanitaria en Residencias de la Tercera Edad

Cómo deberían los niños lavarse las manos

Lavarse las manos de forma correcta, con agua y jabón, elimina los microbios que estén en ellas y
ayuda a prevenir las enfermedades

¿Por qué los niños deben lavarse las manos con frecuencia?

Porque en la mano y entre los dedos encontramos viajeros no deseados: gérmenes y bacterias que causan enfermedades y complicaciones de salud como:

  • infecciones gastrointestinales
  • conjuntivitis en los ojos
  • catarros, gripes y resfriados
  • infecciones en heridas
  • etc

¿Cuándo deben lavarse las manos los niños?

  • Antes de cocinar y comer
  • Después de acariciar a mascotas
  • Antes y después de usar el WC
  • Antes y después de cuidar o acariciar a una persona enferma
  • Cuando se está enfermo: después de estornudar, sonarse la nariz o toser
  • Después de jugar en la calle
  • Después de usar transporte público
  • Antes de tocar a bebés y enfermos
  • Siempre que tus manos estén visiblemente sucias

¿Cómo deben lavarse las manos los niños para hacerlo bien?

Lavarse bien las manos es sencillo. Eso sí, e muy importante lavarse las manos durante mínimo 40 segundos.

1 – Mójate las manos con agua y jabón
2 – Enjabónate muy bien la palma, el dorso, entre los dedos y las uñas
3 – Aclárate bien los restos del jabón y si es necesario repite el proceso
4 – Sécate bien con una toalla de papel o de un sólo uso

Guía del Ministerio de Sanidad sobre cómo lavarse las manos de forma correcta para niños
Guía del Ministerio de Sanidad sobre cómo lavarse las manos de forma correcta para niños

Recuerda…

LAVARSE LAS MANOS ES IMPORTANTE NO SOLO PARA PROTEGERSE SINO PARA PROTEGER A LOS DEMÁS