fbpx

Cómo prevenir y aliviar la acidez y el ardor de estómago

27 / 100

Todos, alguna vez, hemos sufrido en mayor o menor medida esa desagradable sensación de ardor o quemazón en la boca del estómago causada por un exceso de producción de ácido y que conocemos como acidez estomacal.

Los desencadenantes de la acidez y el ardor de estómago son muy diversos. 

A menudo son consecuencia de comidas copiosas, por eso son tan habituales en fechas señaladas como la navidad, o como consecuencia de haber comido alimentos ácidos, muy picantes, ácidos o muy condimentados. O debido al consumo excesivo de alcohol u otras sustancias nocivas para la salud como el tabaco.

Si bien, existen otros factores como el estrés o haber realizado un ejercicio intenso, especialmente si ha sido poco después de comer, que pueden provocar este exceso de ácido.

También algunos medicamentos pueden producir acidez gástrica o empeorarla. Por ejemplo, determinados fármacos para la hipertensión arterial, ciertos sedantes, antidepresivos y medicamentos para el tratamiento de la ansiedad. También, fármacos habituales para el tratamiento de asma y otras enfermedades pulmonares.

De hecho, los especialistas apuntan que aproximadamente, el 5% de las personas sufren de ardor de estómago a diario y hasta un 40 por ciento manifiesta sufrirlo al menos una vez al mes.

Todo ello explica que como manifiestan los farmacéuticos una de las consultas más frecuentes en sus farmacias es la relacionada con la prevención y el tratamiento de la acidez de estómago, también llamada pirosis. Término que proviene de la palabra griega pyros, que significa fuego.

Para conocer más sobre la acidez gástrica hemos consultado al equipo de Farmacia Soler, profesionales con más de 10 años de experiencia para que nos cuenten las mejores soluciones para la acidez estomacal y cómo evitarla.

Consejos para prevenir la acidez estomacal y el ardor de estómago

A continación queremos compartir una serie de consejos para prevenir la acidez de estómago y los ardores.

Evita las comidas copiosas o abundantes

Comer alimentos grasos, frituras, platos muy especiados, alimentos ácidos como el tomate o ciertas frutas, alimentos picantes o cosas que no comemos habitualmente es en la mayoría de casos la principal causa de acidez de estómago. También, debemos tener cuidado con el chocolate después de comer.

Come despacio y mastica bien

Durante las comidas, si masticamos bien los alimentos nuestro estómago va a sufrir menos ya que las enzimas y lubricantes segregados en la boca durante la masticación facilitan la digestión.

Modera el consumo de alcohol y evita el tabaco

No se aconseja, en la medida de lo posible, el consumo de alcohol y es recomendable moderar el de bebidas que pueden resultar  “irritantes” para nuestro estómago como el café, refrescos y bebidas gaseosas así como las estimulantes. Todas estas bebidas pueden aumentar la producción de ácido en el estómago.

Evita la ropa muy ajustada

Llevar ropa muy ajustada, por ejemplo una camisa o el cinturón demasiado apretado agravará la sensación de ardor.

Cuidado con los movimientos tras la comida

No es recomendable realizar un ejercicio físico intenso después de las comidas. Ni realizar movimientos bruscos, especialmente agacharse después de comer. Estos movimientos pueden causar acidez en determinadas circunstancias.

No te vayas a la cama con el estómago lleno

Para evitar la aparición de ardores por la noche, lo recomendable es haber comido al menos dos horas antes de irse a la cama.

Otras recomendaciones habituales para evitar la acidez y el ardor de estómago son: dejar de fumar y controlar en la medida que sea posible los niveles de estrés.

Si es necesario puedes tomar antiácidos

Cómo vemos se trata de recomendaciones muy sencillas pero a veces no son fáciles de cumplir. Siempre hay determinadas fechas o momentos, como en Navidad, en una comida familiar, un día con los amigos… en los que cometemos excesos.

En estas ocasiones podemos recurrir al uso de antiácidos los cuales son muy eficaces para aliviar la acidez estomacal ya que contienen sustancias como el almagato que neutraliza el exceso de ácido del estómago, evitando las molestias ocasionadas por la acidez y el ardor estomacal.

De hecho, los antiácidos son uno de los medicamentos de venta libre más vendidos y utilizados. Esto quiere decir que los puedes comprar fácilmente sin necesidad de receta médica. Para su uso correcto, seguro y eficaz es muy importante leer el prospecto y seguir siempre las recomendaciones establecidas sobre cómo tomarlo.

Además, si tras seguir un tratamiento durante varios días con un antiácido tus síntomas no mejoran, debes acudir a tu médico. Él te informará sobre qué es la acidez de estómago, resolverá cualquier duda que tengas, y te recomendará el tratamiento más adecuado para tu caso.