Consejos para mantener saludables tus uñas

Muchas personas consideran el cuidado de la salud de las uñas de pies y manos como una mera cuestión de estética obviando el hecho de que el color, la textura, la fortaleza o debilidad de nuestras uñas, entre otras características, son en realidad un fiel reflejo de nuestro estado de salud general.

En este artículo vamos a compartir una serie de sencillos consejos para tener unas uñas saludables y fuertes, consejos de belleza pero sobre todo de salud.

Además, te contaremos algunas cosas que tus uñas pueden estar diciendo sobre tu salud pero que probablemente desconozcas.

Lo que dicen las uñas sobre tu estado de salud

¿Tienes unas uñas quebradizas y escamadas? ¿Se te rompen o astillan con mucha facilidad? ¿Has observado manchas blancas, decoloración o engrosamiento en tus uñas?

Aunque parezca sorprendente para muchas personas, observando el aspecto de nuestras uñas podemos llegar a descubrir aspectos esenciales sobre nuestra salud como, por ejemplo, si nuestra alimentación es la adecuada o si padecemos alguna patología o enfermedad.

Problemas comunes como las uñas amarillas generalmente están causados por uno de estos dos factores: una infección o una reacción ante un producto con compuestos químicos que has estado utilizando, como por ejemplo, un esmalte de uñas.

Pero en otros casos, la aparición de cambios significativos en las uñas como una decoloración, cambios de forma o grosor pueden indicar la existencia de patologías hepáticas, cardíacas, renales o de enfermedades crónicas como la diabetes. De hecho, los problemas de uñas con son más comunes en personas con diabetes.

Del mismo modo, las uñas quebradizas, débiles y descamadas, pese a ser un problema muy común cuya causa puede deberse a diversos factores, también pueden ser el resultado de una dieta pobre en vitaminas, un signo de deficiencia de hierro o anemia. Incluso un síntoma de una enfermedad sistémica.

Si bien, los especialistas señalan que cuando estos problemas solo afectan a una o dos uñas, en la mayoría de casos, la causa no está relacionada con ningún problema de salud importante.

Pero si has observado que este tipo de cambios afectan de forma general a todas, no lo dudes, y consulta a un dermatólogo. Este profesional es la persona más adecuada para diagnosticar la causa subyacente de los problemas de salud de tus uñas.

Consejos para tener unas uñas más sanas y fuertes

Si te preocupa la salud de tus uñas puedes seguir estas sencillas recomendaciones:

Limpia a fondo tus manos

Especialmente cuando nos hemos ensuciado las manos con aceite, grasa o barro, es muy importante asegurarse de que tras lavarnos las manos nuestras uñas y la piel que las rodea están completamente libres de suciedad.

Un pequeño truco es aplicar jabón en un cepillo de dientes y luego frotarnos suavemente las uñas y la piel. Esto eliminará la suciedad y exfoliará cualquier piel muerta sin la necesidad de usar productos químicos.

Corta tus uñas regularmente

Unas uñas largas pueden ser hermosas, pero si tus uñas son débiles y quebradizas, es mejor mantener tus uñas mas bien cortas.

Los especialistas recomiendan cortarnos las uñas cada dos semanas aproximadamente.

Cuidado al limarte las uñas

La forma en que limas tus uñas es muy importante. Hazlo con suavidad y nunca de forma agresiva.

Mantén tus uñas libres de químicos

Muchos esmaltes de uñas, acrílicos y quitaesmaltes tienen en su composición productos químicos muy agresivos que causan fragilidad, sequedad y adelgazamiento de las uñas. Es aconsejable que evites, por ejemplo, el uso de quitaesmaltes con acetona.

Mima tus cutículas

Las cutículas tienen un fin muy claro, actuar como barrera protectora de tus uñas. Por ello, cortar las cutículas puede provocar desde infecciones hasta la aparición de líneas blancas entre otros problemas en las uñas. Para mantenerlas sanos, hidrata siempre tus cutículas con crema hidratante para manos o un aceite nutritivo.

Sigue una dieta saludable

Una de las claves para tener unas uñas fuertes es llevar una dieta saludable.

Los alimentos ricos en antioxidantes como los frutos rojos ayudan a proteger las células de nuestro cuerpo del daño de los radicales libres.

Las verduras de hoja verde y algunas legumbres te proporcionarán el hierro que tu cuerpo necesita para, entre otras cosas, fortalecer las uñas.

Los frutos secos ricos en magnesio como las almendras también serán de gran ayudas para mejorar la salud de tus uñas.

Cualquier deficiencia nutricional podría afectar a la salud de tus uñas, así que come variado pero sobre todo frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras.

Como ves se trata de una serie de sencillos consejos y remedios caseros que te permitirán tener unas uñas, fuertes, sanas y bonitas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies