Inicio > Enfermedades > Enemigos de tus dientes: ¿cuáles son los más comunes?

Enemigos de tus dientes: ¿cuáles son los más comunes?

Enemigos de tus dientes: ¿cuáles son los más comunes?

Pese a que seguramente haces todo lo posible por cuidar tu salud bucal como cepillarte los dientes dos o tres veces o usar hilo dental para mantener unos dientes sanos y fuertes, desafortunadamente hay muchas cosas como ciertos alimentos y hábitos que dañan tus dientes representando un peligro real para tu salud dental.

Para ayudarte a mantener a raya a estos “enemigos de tus dientes”, evitar la aparición de problemas dentales como la caries, la gingivitis o la periodontitis y mantener una excelente salud bucal a continuación vamos a contarle todo acerca de estos enemigos de los dientes.

Los 5 enemigos grandes enemigos de tus dientes

EL AZÚCAR

Tan dulces y deliciosos como malos para la salud de tus dientes son las bebidas y alimentos ricas en azúcares que consumimos habitualmente. Muchos productos como galletas, pastelitos, dulces o productos de bollería industrial contienen una gran cantidad de azúcar que favorece la aparición de la temida caries.

Lo mismo sucede con muchas bebidas que consumimos a diario como zumos, bebidas carbohidratadas e incluso en bebidas deportivas o energéticas.

Peor aún son los caramelos, las gominolas u otros productos dulces pegajosos cuyo azúcar puede adherirse a los dientes y dañar seriamente el esmalte.

Por ello, si consumes este tipo de productos hazlo siempre con moderación y cepíllate los dientes cuidadosamente especialmente si has comido dulces pegajosos para eliminar cualquier posible resto.

LOS ÁCIDOS

Si bien el azúcar un enemigo de los dientes conocido por todos, alimentos con un alto nivel de acidez como los cítricos son otro peligroso enemigo ya que pueden erosionar el esmalte de los dientes.

Esto no significa que no podamos comer frutas cítricas u otros alimentos ácidos ya que son una gran fuente natural de vitaminas tan esenciales como la vitamina C o minerales como el potasio, si bien, lo recomendable al consumir estos alimentos es no mantenerlos en la boca durante un período prolongado.

EL TABACO

Otro de los grandes enemigos de nuestra salud bucodental es el tabaco.

Fumar produce manchas nuestros dientes, decolora el esmalte haciendo que se vuelvan más amarillentos, causa mal aliento, reduce la percepción de olores y sabores, propicia la pérdida del soporte óseo de los dientes, es una de las principales causantes de las enfermedades periodontales, etc.

Estos son sólo algunos de sus efectos perjudiciales del tabaco sobre los dientes.

De hecho, cada día es mayor el número de ex-fumadores que tras lograr dejar de fumar, que se se someten a tratamientos de odontología estética como el blanqueamiento dental para eliminar el color amarillento de sus dientes causado por el tabaco. Afortunadamente, empleando la técnica técnica de blanqueamiento adecuada se puede eliminar en pocas semanas el cambio de coloración causado por el tabaquismo.

Si bien, para lograrlo es muy importante ponerse en manos dentistas especializados con amplia experiencia y conocimientos en las últimas técnicas en odontología como los de la Clínica dental Casher Alicante, con más de 20 años experiencia en ofrecer un asesoramiento integral a pacientes con todo tipo de problemas bucodentales.

EL ESTRÉS

El estrés y la ansiedad son dos de los enemigos de nuestros dientes más desconocidos siendo la causa de diversos problemas en la boca, los dientes y las encías. De hecho el estrés, es el principal factor desencadenante del bruxismo.

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes. Generalmente de forma inconsciente, cuando estamos sometidos a una situación de estrés, rechinamos nuestros dientes apretando los superiores sobre los inferiores y deslizándolos hacia delante y atrás.

Para evitar esto, especialmente mientras dormimos, el uso de férulas de descarga es el tratamiento más adecuado para el bruxismo.

LA DIABETES

Las personas con diabetes son generalmente más susceptibles a la infección bacteriana.

Por ello, la gingivitis es el problema de salud oral más común entre las personas con diabetes. Si no se trata adecuadamente este problema, la gingivitis puede convertirse en periodontitis, un tipo más grave de enfermedad de las encías que erosiona el hueso y los tejidos que sostienen los dientes.

Además, cuando la diabetes está mal controlada aumentan considerablemente las probabilidades de sufrir una enfermedad periodontal.

En el peor de los casos, podrías hasta perder tus dientes. En estos casos extremos será necesario recurrir a la colocación de implantes dentales para sustituir a las piezas dentales perdidas.

Usar hilo dental y cepillarse los dientes regularmente para evitar que las bacterias y la placa pueden acumularse en sus dientes es la mejor forma de prevenir la aparición de las enfermedades comentadas.

Sin duda alguna, realizar una buena higiene bucal diaria y acudir regularmente al dentista son la mejor forma de combatir a los enemigos más comunes de nuestros dientes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies