Inicio > Enfermedades > Hiperhidrosis o sudor excesivo en axilas, manos y pies

Hiperhidrosis o sudor excesivo en axilas, manos y pies

Hiperhidrosis o sudor excesivo en axilas, manos y pies - tratamiento botox

Si bien, el sudor es una respuesta natural de nuestro cuerpo a la actividad física, a las altas temperaturas y situaciones emocionales de estrés o miedo, cuando las glándulas sudoríparas trabajan en exceso y producen sudor excesivo, incluso cuando no es necesario, el sudor se convierte en un problema de salud que requiere de tratamiento.

De hecho, tener glándulas sudoríparas hiperactivas se denomina formalmente como hiperhidrosis. Es decir, en estos casos se trata de una enfermedad no sólo de un problema estético.

La hiperhidrosis o sudoración excesiva es un problema que causa gran impacto en la calidad de vida de quien la sufre, llegando incluso a afectar a las relaciones personales.

Hay personas con hiperhidrosis que se encuentran tan avergonzados por su sudor que se sienten incapaces de acudir a un gimnasio, salir a tomar algo o acudir con amigos a un espacio público en días de calor.

Una excesiva sudoración va más allá de la carga emocional y la vergüenza que supone tener marcada la ropa de sudor o el molesto olor corporal crónico causado por el sudor. En estos casos estamos ante algo que puede ocasionar otros problemas de salud y, por lo tanto, debemos tomar medidas.

Una sudoración excesiva puede provocar desde acné, ya que los niveles de humedad de la piel están desequilibrados hasta infecciones recurrentes en nuestra piel.

En climas cálidos, la pérdida de electrolitos y agua a través del sudor causada por la hiperhidrosis pueden llevar a la deshidratación, con los peligros para la salud que esta conlleva.

Afortunadamente, a día de hoy existen innovadoras soluciones como el uso de la toxina botulínica, más conocida como botox, para mantener las glándulas sudoríparas trabajando como se supone que deben hacerlo.

Si bien, si deseas someterte a un tratamiento contra la sudoración excesiva en frente, manos, pies o axilas, es muy importante que acudas a una clínica estética especializada que ofrezca tratamientos personalizados orientados lograr la mayor naturalidad en los resultados.

Ya que, en nuestro país contamos con grandes profesionales y clínicas que apuestan por ofrecer la mayor calidad en sus servicios, si necesitas eliminar el sudor excesivo te recomendamos esta clínica en Madrid, toda una referencia en la aplicación de la toxina botulínica para el tratamiento de la sudoración extrema.

¿Qué es la Hiperhidrosis?

Los especialistas calculan que aproximadamente la hiperhidrosis afecta al 3% de la población.

A menudo aparece en la niñez o la adolescencia, pero puede desarrollarse en cualquier momento a lo largo de la vida.

Pese a que la sudoración es un proceso fisiológico normal que ayuda a nuestro organismo a regular su temperatura. Cuando esta sudoración es excesiva, resultando además no algo puntual sino casi constante, hablamos de hiperhidrosis.

De hecho, las personas con hiperhidrosis a menudo sudan en situaciones donde otras personas no lo hacen, por ejemplo, cuando hace frío.

Las manos, los pies, las axilas, la cara y la frente suelen ser las áreas del cuerpo más afectadas por la hiperhidrosis, aunque otras también pueden verse afectadas otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son las causas de la hiperhidrosis?

A día de hoy no se sabe con total certeza qué causa la hiperhidrosis pero se cree que probablemente haya un componente genético, ya que a menudo hay antecedentes familiares en personas que tienen la sudoración excesiva de las manos.

Además, se sabe que factores como el estrés, el miedo, la vergüenza o la ansiedad favorecen esta sudoración excesiva.

Lo último en tratamientos contra el sudor excesivo

Muchas personas con hiperhidrosis no buscan ayuda médica, unas veces por desconocimiento al no considerar que se trata de una enfermedad, otras debido al estigma que supone esta enfermedad.

Pese a ello, se ha demostrado la capacidad que poseen biomateriales como el botox (toxina botulínica de tipo A) para neutralizar la hiperactividad de las glándulas sudoríparas causante del exceso de sudoración.

El botox se está imponiendo como un remedio rápido y eficaz para acabar con el problema de la sudoración excesiva de axilas, manos, pies u otras zonas del cuerpo.

La toxina botulínica o botox actúa bloqueando un químico presente en las terminaciones nerviosas necesario para activar las glándulas sudoríparas. Al bloquearlo, las glándulas sudoríparas quedan desactivadas no produciendo el incómodo sudor excesivo.

La gran ventaja del botox como tratamiento es que al tratarse de una sustancia natural, y por lo tanto, reabsorbible por nuestro cuerpo carece de efectos secundarios.

Sin olvidar que se trata de un procedimiento no invasivo y, por ello, no doloroso.

Por el contrario, otros tratamientos resultan más agresivos como la cirugía para extirpar o destruir las glándulas sudoríparas en un área localizada como las axilas o la simpatectomía torácica endoscópica (ETS), donde se cortan los nervios que controlan la sudoración.

Dos tratamientos complejos que pueden provocar graves efectos secundarios como causar daños a otros nervios u órganos.

Por ello, dado que es botox es más seguro, rápido y totalmente indoloro, si quieres poner solución al sudor excesivo en axilas, manos o pies te recomendamos informarte acudiendo siempre a un centro especializado que cuente con un equipo de profesionales con amplia experiencia en Medicina Estética.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies