fbpx

Qué estudiar si eres enfermera y quieres actualizarte

27 / 100

El campo de la enfermería es un mundo en el que no hay descanso. Por mucho que estés ejerciendo en algún hospital o centro médico, sabes que hay que crecer a nivel académico y profesional constantemente. El sector de la salud no deja de avanzar, con nuevos tratamientos, nuevas máquinas y nuevos métodos a aplicar para afrontar cualquier enfermedad. Y eso, por supuesto, lleva a estar siempre al pie del cañón, formándose e investigando para no quedar atrás en esta carrera por el bienestar de las personas.

Además, no basta con terminar la carrera y empezar a buscar empleo. Cualquier futuro enfermero o enfermera practicante debe obtener una serie de puntos pada poder acceder a bolsas de empleo de las distintas comunidades autónomas. ¿Y cómo se consiguen dichos puntos? Además de trabajando, con formación en determinados cursos de enfermería. Cursos que, por otra parte, siempre acompañan al profesional una vez está trabajando para seguir creciendo y mejorando sus aptitudes.

¿Qué cursos de enfermería te interesan para seguir a la vanguardia?

Lo cierto es que hay un catálogo inmenso de cursos y ofertas formativas a las que recurrir para seguir creciendo como profesional de la enfermería. Puedes echar un vistazo a todos estos cursos de enfermería online de DAE Formación para ver que el catálogo no es precisamente pequeño. Ahora bien, puede que tengas la tentación de lanzarte solo a por los que sean más sencillos o que te den más puntos para la bolsa de empleo a la que quieras aspirar. No es que no lo recomendemos, pero no es precisamente el mejor criterio a seguir.

Si quieres aprovechar los cursos de formación en enfermería que realmente te sean útiles tanto de cara a opositar como para rendir mejor en tu puesto, lo más aconsejable es que repases el temario de cada uno de los que se te presenten y compares y sopeses las opciones. Echa un vistazo a noticias del sector de la salud, sondea cuáles son las investigaciones que están en alza, qué métodos están cambiando o incluso que nuevas corrientes surgen y decide en base a eso. Muchos cursos salen a la luz por la gran cantidad de cambios que hay en el ámbito de la salud.

Por eso un enfermero nunca deja de estudiar, porque este campo nunca deja de evolucionar y, por lo tanto, sus profesionales también están en constante evolución. Para crecer, y para tener más opciones de encontrar un puesto, siempre es aconsejable optar por cursos de enfermeria CFC (válidos a nivel nacional) y ECTS (válidos a nivel nacional y europeo). Empresas especializadas como DAE Formación suelen ofrecerlos, así que es muy fácil acceder a ellos y, además, con precios competitivos teniendo en cuenta la calidad que ofrece el temario que utilizan en cada uno de ellos.

Además, pensando en los tiempos que corren, resulta mucho más fácil formarse que antes. Ahora tienes a tu completa disposición cursos de enfermería online que se adaptan por completo a tus horarios. Son la opción ideal en el caso de estar ejerciendo ya, dado que te permiten compaginar tus horarios de trabajo con la preparación para seguir ampliando currículum y sumando puntos para bolsas de empleo. Algunos pueden regirse por restricciones horarias, pero cada vez hay más opciones flexibles para que el enfermero pueda avanzar a su ritmo dentro de un plazo de tiempo total máximo.

¿Tan importante es seguir estudiando a pesar de ya ser enfermero ejerciendo?

Absolutamente sí. Con la formación continua en cursos de enfermería acreditados, no solo aumentan tus posibilidades de ser seleccionado en alguna bolsa de empleo por la suma de puntos, también mejoras y amplías tus conocimientos de salud, adentrándote sobre todo en nuevos campos o incluso especializándote en aquellos que puedan serte de utilidad o de especial interés.

Sin ir más lejos, esa formación extra puede ayudarte a mejorar tus notas en cualquier prueba de oposiciones de enfermería a la que te presentes. Además de eso, también hace que tengas más méritos para crecer en tu puesto actual y promocionar a rangos superiores. Esto, sumado a la ampliación de tus especializaciones, te convierte en alguien mucho más preparado y, sobre todo, capaz de tratar diferentes terrenos que te podrían ser imposibles si te limitaras a la formación básica de enfermería.

Decíamos antes que, además, los avances en materia sanitaria son constantes. Eso hace que cada año surgan decenas de cursos nuevos, muchos de ellos acreditados por completo, y que por lo tanto, siempre tengas un nuevo frente al que mirar para seguir haciendo avanzar tu carrera en el campo de la enfermería. No te faltarán opciones para crecer a nivel profesional, académico e incluso vocacional, como tampoco oportunidades para encontrar mejores puestos sin salir de este sector.

Asentarte en tu puesto actual puede ser una buena opción, pero seguir preparándote no es para nada mala idea. Mantente a la vanguardia porque, si realmente te apasiona tu trabajo, solo así podrás seguir dando rienda suelta a tu vocación y ofreciendo lo mejor de ti a quienes más lo necesitan.