Salud dental infantil, consejos de higiene oral para niños

Pese a la constante labor de difusión y concienciación llevada a cabo por los odontólogos sobre la importancia de la higiene oral en la población infantil y la puesta en marcha de distintas campañas destinadas a la promoción de la salud bucodental en el ámbito escolar, los datos no dejan lugar a dudas:

A nivel mundial se estima que unos 486 millones de niños tienen caries en los dientes primarios.

La mala salud bucal no sólo puede afectar negativamente al estado de salud y bienestar general de nuestros hijos sino que también puede perjudicar su rendimiento escolar. De hecho, los problemas bucales hacen que cada año se pierdan más de 50 millones de horas escolares.

Por ello, la necesidad de mejorar la educación bucodental infantil fue el eje elegido el pasado año en el Día Mundial de la Salud Bucodental 2019. El objetivo era proporcionar a los maestros las herramientas necesarias para ayudar a educar a los niños sobre la importancia de una buena salud bucal.

Si bien el 75% de los padres está de acuerdo en que los colegios deben enseñar pautas saludables y técnicas prácticas de higiene oral que favorezcan una buena salud bucal en los niños, es responsabilidad nuestra como padres fomentar el desarrollo de hábitos que fomenten estilos de vida saludables que favorezcan el bienestar y la salud de nuestros hijos.

Mantener estos buenos hábitos a largo plazo es muy importante. Pero especialmente en fechas tan señaladas como la Navidad, época en que los niños suelen consumir gran cantidad de dulces, hay que prestar especial si cabe mayor atención a la higiene oral.

Por ello, en este artículo vamos a compartir algunos consejos para una buena higiene bucal en los niños. Si tienes dudas o deseas conocer más, consulta con tu dentista habitual, te asesorará encantado sobre todo lo que necesites saber sobre higiene oral en niños.

Consejos de higiene oral en niños

A medida que los niños crecen y van perdiendo sus dientes de leche en favor de los dientes permanentes, se hace indispensable para mantener sanos los dientes y las encías establecer una rigurosa rutina diaria de higiene dental. Para ello, sigue estos consejos:

Cepillarse como mínimo 2 veces al día los dientes

Quizás sea el consejo de higiene bucal más obvio, pero tienes que asegurarte que tu hijo se cepillen los dientes de manera regular y adecuada. Como mínimo dos veces al día preferiblemente, por la mañana y por la noche, después de las comidas.

Para que el cepillado sea correcto debe hacerse durante unos dos minutos realizando movimientos suaves hacia adelante y hacia atrás. También, hacia arriba y hacia abajo. Al cepillarnos los dientes no debemos olvidarnos de la lengua y las encías Ya que las bacterias causantes de muchos problemas bucales suelen permanecer allí.

Los niños pueden comenzar a cepillarse solos los dientes a partir de los 6 años de edad. Hasta esa edad debes ayudarle a cepillarse bien los dientes.

Reemplaza el cepillo de dientes de tu hijo regularmente

El cepillo de dientes que utilizamos determina en gran medida la eficacia del cepillado. Asegúrate de comprar un cepillo de dientes de cerdas suaves que no irrite las sensibles encías de tu hijo.

Lo recomendable es cambiar de cepillo de dientes cada 3 meses o cuando se haya observado que las cerdas han comenzado a deshilacharse, lo que suceda primero. Un cepillo con cerdas deshilachadas será mucho menos efectivo en la limpieza.

Usa hilo dental una vez al día

Pese a que muchas personas no utilizan hilo dental, usar hilo dental una vez al día ayuda a combatir la enfermedad de las encías y la caries ya que es muy eficaz para eliminar las partículas de comida que se quedan atrapadas en los dientes.

Lo ideal es usarlo antes de acostarse. Si a su hijo le resulta difícil usar el hilo dental, ayúdale.

Acude al dentista con tu hijo de forma regular.

Un niño debería ir al dentista mínimo cada 6 meses. Ya sea de una revisión periódica o para someterse a una limpieza. Las limpiezas regulares nos ayudan a eliminar cualquier acumulación de placa que pueda provocar problemas como las caries.

Durante la visita, el dentista de tu hijo examinará aspectos como la salud de las encías y la alineación de la mordida para detectar cualquier problema que pudiera perjudicar su correcto desarrollo. En algunos casos para prevenir y corregir las alteraciones del desarrollo será necesaria la ortodoncia. Si los problemas dentales se detectan en las primeras etapas, podremos prevenir alteraciones mayores.

Durante la visita al dentista también puedes aprovechar para pedirle más consejos de higiene oral que te ayuden a mantener sanos los dientes de tu hijo.

Considere un tratamiento con flúor

El fluoruro es un mineral natural que ayuda a fortalecer el esmalte de nuestros dientes. Considera la opción de consultar al dentista de tu hijo sobre la conveniencia de administrar tratamientos con flúor que puedan ayudar a prevenir las caries.

Ojo a la dieta y lo que comen tus hijos

Nuestros hábitos alimenticios tienen un gran impacto en la salud de nuestros dientes y encías. Es muy importante limitar el consumo de alimentos pegajosos, almidonados y, sobre todo, azucarados.

Nos referimos a productos como los caramelos, las chucherías, las patatas fritas o las galletas saladas. Productos hechos a base de carbohidratos refinados. El azúcar de estos productos sirve como fuente de alimento para las bacterias, las cuales transforman este azúcar en ácidos, causando las temidas caries.

También, debemos tener cuidado con los refrescos y los zumos de frutas. La mayoría de estos están cargados de azúcar añadida, por lo que un consumo excesivo de zumos también puede ser dañino para los dientes de tu hijo.

Trata de incluir en la dieta de tu hijo alimentos ricos en calcio como los productos lácteos, el brócoli o las verduras de hoja verde. Estos alimentos son fuente de vitaminas como la vitamina D, vitamina B y minerales como el zinc, el yodo, el hierro y el potasio que desempeñan un papel clave en la salud de los dientes.

Habla con tu hijo sobre los peligros de alimentarse mal y explícale como una dieta sana y equilibrada les ayudará a obtener los nutrientes que necesita para sentirse mejor y más lleno de energía.

Como puedes ver se trata de una serie de sencillos consejos de higiene y salud que puedes poner en práctica desde ya. La salud de las encías y dientes de la boca de tu hijo lo agradecerán.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies