Inicio > Consejos de salud > Un buen cepillo interdental, la clave para tu higiene bucal

Un buen cepillo interdental, la clave para tu higiene bucal

Un buen cepillo interdental, la clave para tu higiene bucal

A menudo, en la mayoría de los casos por desconocimiento, se subestima la importancia que tiene la elección y el uso de un buen cepillo interdental para nuestra salud bucal.

Y es que mantener una buena higiene oral no solo es esencial para garantizar nuestra salud dental, sino que también lo es para nuestro bienestar general.

De hecho, por ejemplo, la enfermedad de las encías no sólo es la principal causa de la pérdida dental sino un importante factor de riesgo para el desarrollo de otras patologías y enfermedades más graves como diversas enfermedades cardíacas o la diabetes.

Desde niños nos han dicho que cepillarnos los dientes con regularidad es una de las mejores maneras de mantener sanos nuestros dientes y encías, pero pocos saben responder a preguntas como: ¿qué cepillo de dientes deberíamos usar?, o ¿qué tener en cuenta a la hora de comprar cepillos interdentales?.

A finales de la década de 1930, cuando surgieron los cepillos de dientes con filamentos flexibles de nylon, los consumidores no tenían muchas opciones a la hora de elegir un cepillo de dientes.

Ahora, la situación es completamente diferente. En las farmacias podemos encontrar una amplia variedad de diferentes tipos de cepillos de dientes. Cada modelo de cepillo de dientes es adecuado para un tipo de persona o las necesidades concretas de la boca dicha persona.

Dado que cada boca es diferente, un cepillo de dientes que vaya muy bien a una persona puede que no funciona de la misma manera para otra.

Por ello, en este artículo vamos a contarte los aspectos claves a tener en cuenta para comprar el cepillo de dientes interdental más adecuado a tus necesidades o características.

Si bien, tu dentista es la persona que mejor puede indicarte cual es el mejor cepillo interdental para ti, es muy importantes que a la hora de comprar un nuevo cepillo de dientes tengas en cuenta en cuenta estos factores como el tamaño tanto del mango como de la cabeza o el tipo de cerdas, si son rectas, onduladas o curvas, en especial su suavidad y textura.

Consejos generales para elegir un buen cepillo de dientes

Tamaño de la cabeza del cepillo de dientes

Como norma general, en la mayoría de los casos, lo ideal es usar un cepillo de cabeza mediana o pequeña, ya que permiten un fácil acceso a toda la superficie de los dientes.

Un cepillo de cabeza pequeña será más fácil de usar y más efectivo ya que nos permite llegar a cada rincón de nuestra boca.

Por ello, evita comprar cepillos de dientes de cabeza grande ya que es difícil maniobrar con ellos y no limpiarán adecuadamente las áreas difíciles de alcanzar, como los laterales y la parte posterior de los molares.

Por otro lado, el cepillo de dientes debe tener un mango lo suficientemente largo para que pueda sostenerlo cómodamente en su mano.

Además, lo ideal es que el cepillo de dientes tenga un mango con una superficie antiderrapante o antideslizante para evitar que se nos resbale y provoquemos alguna lesión o daño en nuestra boca.

Las cerdas del cepillo

Lo ideal es que el cepillo de dientes que elijas tenga unas cerdas de nylon de textura mediana, es decir, que no sean demasiado suaves ni muy duras.

Las cerdas duras pueden hacer que el tejido de las encías se retraiga de los dientes, lo que puede exponer la raíz del diente y provocar una mayor sensibilidad al calor, al frío o a ciertos alimentos y bebidas.

Para la gran mayoría de las personas, un cepillo de cerdas medianas será la opción más cómoda y segura.

Dependiendo de cómo de vigorosa sea la forma en que se cepillen los dientes, a veces, los cepillos de cerdas de suavidad mediana pueden dañar las encías, la superficie de la raíz o el esmalte protector de los dientes. Para evitarlo cepíllate los dientes siempre de forma suave.

Para proteger aún más los dientes en el momento del cepillado, asegúrate de que las cerdas del cepillo de dientes que has elegido tienen las puntas redondeadas.

Por supuesto, reemplaza tu cepillo de dientes tan pronto como veas que las cerdas comiencen a deshilacharse u observes que están desgastadas o abiertas.

Como norma general, debes reemplazar tu cepillo de dientes cada tres meses.Un cepillo de dientes desgastado no hace un buen trabajo de limpieza y puede dañar las encías o el esmalte de los dientes.

Además, es recomendable siempre reemplazar nuestro cepillo de dientes después de padecido una enfermedad.

Siguiendo estos sencillos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar un cepillo de dientes acertarás seguro en tu elección. Pero si aún tienes dudas sobre qué cepillo de dientes comprar, consulta a tu dentista y compra tu cepillo de dientes en farmacias autorizadas, son la mayor garantía de calidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies