Camas articuladas para el descanso de los más mayores

Pese a que dormir bien y disfrutar de un descanso de calidad es muy importante para nuestra salud y bienestar en general a cualquier edad, a medida que envejecemos, el hecho de contar con una cama diseñada para favorecer nuestro descanso adquiere más importancia.

Las razones de ello, son diversas. A continuación, te explicaremos en qué se diferencia el descanso de los más mayores.

El descanso de los adultos mayores

A partir de los 65 años surgen una serie de cambios asociados al proceso de envejecimiento que alteran los patrones de sueño.

Ello unido a factores como cambios en la dieta, la toma de ciertos medicamentos así como la existencia de complicaciones de salud de muy diverso tipo… conlleva que los adultos mayores tiendan a tener un sueño más ligero siendo más probable, por ejemplo, que se despierten debido a un ruido o porque sientan la necesidad de usar el baño.

Como norma general a nuestros mayores les cuesta conciliar más el sueño. A menudo porque no encuentran una posición cómoda o porque no pueden moverse debido a la existencia de diversas alteraciones de la movilidad que afectan a la realización de las distintas actividades de la vida diaria.

En los casos más graves, incluso pueden llegar hasta la inmovilidad total.

Todo ello, hace que sea muy importante hacer todo lo que esté en nuestra mano para favorecer un descanso de calidad en nuestros adultos mayores.

Es aquí dónde el uso de una cama articulada juega un papel importante para favorecer un descanso de calidad en os más mayores.

Beneficios de las camas articuladas para el descanso de los más mayores

Como bien sabes, el uso de las camas articuladas se ha popularizado en los últimos años.

Hoy podemos comprar una amplia variedad de camas articuladas para mayores.

Desde funcionales camas articuladas eléctricas en las que basta con apretar un botón para escoger diferentes posiciones de descanso que favorezcan el descanso de enfermos o personas convalecientes. Hasta camas articuladas con carro elevador, las habituales camas geriátricas, diseñadas para personas mayores con movilidad reducida, problemas respiratorios o de circulación.

Al regularse fácilmente en altura y reforzar el apoyo en ciertas zonas del cuerpo como la cabeza, las piernas o la espalda, las camas articuladas contribuyen a aliviar los dolores corporales más habituales como el dolor de espalda.

Por ello, estas camas son ideales para las personas que disfrutan leyendo, viendo la televisión o comiendo en la cama.

Por otro lado, su diseño ergonómico mejora la circulación de la sangre reduciendo posibles hinchazones en determinadas zonas del cuerpo como las piernas.

Del mismo modo, estas camas están recomendadas para aliviar los síntomas de la artritis y otras afecciones similares

También, está demostrado que el uso de una cama articulada mejora la digestión ya que contribuye a reducir el reflujo ácido y la acidez estomacal.

En cuanto, al sueño, reduce los ronquidos, el asma y la apnea del sueño mejorando la calidad de este.

Esta son sólo algunas de las razones por las que las camas articuladas han ido ganando popularidad entre personas de todas las edades, pero particularmente entre los cuidadores familiares. Es decir, entre aquellas personas responsables del cuidado de un familiar de avanzada edad (padre, madre, abuelos…).

De hecho, los especialistas recomiendan el uso de estas camas articuladas especialmente en el caso de adultos mayores o enfermos cuyos problemas de movilidad hacen que se vean obligados a permanecer muchas horas al día postrados en la cama.

En primer lugar, porque facilitan la transición dentro y fuera de la cama a las personas con problemas de movilidad.Lo que permite que estas personas mayores pueden disfrutar de una mayor independencia.

Pero también favorece las movilizaciones y transferencias a los cuidadores protegiendo su salud a la vez que se garantiza la seguridad e integridad física de sus familiares. Es decir, ayuda a prevenir caídas en mayores.

Sin olvidar además que, las camas articuladas al contar con diversos módulos reclinables y un somier adaptable a las necesidades del usuario, favorece la circulación sanguínea. Un elemento clave para prevenir, entre otras cosas, la aparición de las temidas úlceras por presión o escaras.

Del mismo modo, favorece la respiración, y la posibilidad de tragar al adulto mayor, previniendo los atragantamientos.

Como puedes ver, son muchos los beneficios que aporta el uso de camas articuladas para el descanso de los mayores.

Por ello, si eres la persona responsable de un adulto mayor, no lo dudes porque estamos seguros de que encontrarás una cama articulada adecuada para sus necesidades y estilo de vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies