Pescado azul, fuente de salud para tu organismo

Considerado como un alimento necesario para el adecuado desarrollo y crecimiento de los niños e imprescindible en la dieta de un deportista, de sobra son conocidos los beneficios que aporta el pescado azul a la salud sin importar la edad o nuestro estilo de vida.

Pese a ello, quizás no tengas claro qué es el pescado azul y en qué se diferencia de otros como, por ejemplo, de los pescados denominados blancos, cuáles son sus principales beneficios para la salud o cómo podemos consumirlos a diario de forma sencilla y cómoda.

¿Qué pescados son azules y cuáles blancos?

La principal característica que diferencia a los pescados azules como la caballa, el salmón, el atún, el boquerón, las sardinas o el pez espada entre otros, es que cuentan con un mayor contenido de grasas debido a su alto grado de movilidad.

Estos pescados realizan larguísimos desplazamientos por nuestros mares a lo largo de su vida. Por lo tanto necesitan disponer de abundantes reservas energéticas en su organismo.

Algo que les lleva a acumular entre un 5% y un 10% de grasa a diferencia de los pescados blancos como la merluza o el mero, los cuales tienen menos de un 2% de grasa debido a que se caracterizan por un estilo de vida mucho más sedentario.

Principales beneficios para la salud de los pescados azules

Muchas personas desconocen que los pescados azules aportan proteínas en cantidad y calidad similares a alimentos como el huevo o la carne con la gran ventaja de que su aporte calórico es mucho más bajo ya que, como hemos señalado anteriormente, no tiene más que un 5% de grasas las cuales además son cardiosaludables al ser del tipo insaturado.

Comer pescado azul nos aporta elevadas dosis de ácidos grasos poliinsaturados, especialmente omega 3, famoso por aumentar los niveles de colesterol bueno y ayudar a disminuir la hipertensión arterial. Además su bajo contenido en sodio lo convierte en un alimento ideal para los que padecen hipertensión o retención de líquidos.

Varios estudios han puesto de manifiesto que comer de forma asidua pescados azules disminuye la probabilidad de sufrir muerte súbita provocada por infartos mientras se duerme ya que el omega 3 evita las paradas cardiovasculares.

Por supuesto, no debemos olvidar la gran cantidad que aporta un elevado número de nutrientes esenciales para el adecuado funcionamiento de nuestro organismo, desde vitaminas como la B6 y B12 hasta minerales como el zinc, el magnesio, el fósforo, el calcio o el potasio que ayudan en la formación de los dientes, favorecen el crecimiento, mejoran la salud ósea previniendo enfermedades tales como la osteoporosis.

Además, debido a su alto contenido en yodo, ayuda a reducir el déficit de yodo habitualmente causados por enfermedades relacionadas con la tiroides o bocio. Por todo lo anterior es un alimento recomendado para mujeres en estado gestación y lactancia.

Incluso un estudio reciente realizado por la prestigiosa universidad británica de Oxford ha concluido que el consumo asiduo de pescado azul mejora la calidad de nuestro descanso ya que combate el insomnio, disminuyendo los problemas para conciliar lo y las apneas del sueño.

Como consumir pescado azul

Afortunadamente, los pescados azules son muy habituales en nuestros mares. Por ello, son fácilmente accesibles.

Pero si lo tuyo no es la cocina, no dispones de tiempo o buscas una forma algo más económica de consumir pescado azul una buena alternativa son las conservas de pescado.

Las conservas de pescado no solo son una opción más económica que comprar directamente pescado fresco sino que son fáciles de consumir y almacenar.

Además se trata de un ingrediente versátil que puedes usar en infinidad de platos o consumir directamente.

Consumir a diario conservas de pescado es muy saludable no solo porque sean ricas en ácidos omega 3 y una excelente fuente de vitaminas y minerales si no porque además no contienen conservantes artificiales de ningún tipo. El proceso de esterilización al que se ven sometidas es más que suficiente para garantizar su conservación y mantener intactas todas sus propiedades organolépticas.

En definitiva, consumir conservas de pescado azul es una alternativa nutritiva y saludable para disfrutar de las cualidades nutricionales y beneficios para la salud que nos ofrece el pescado azul.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies