fbpx

Falta de deseo sexual en mujeres: causas y soluciones

La falta de deseo sexual es un problema común en las mujeres. La baja libido puede afectar su vida sentimental y reducir su capacidad de tener una relación sexual satisfactoria. No es de extrañar entonces qué muchas mujeres busquen, por ejemplo, cómo hacer un “viagra femenino casero para aumentar la libido femenina.

Entre las principales causas de esta pérdida de deseo sexual en la mujer están: el desequilibrio hormonal, el estrés, la fatiga, los problemas de pareja y los efectos secundarios causados por determinados medicamentos y tratamientos médicos.

Disfunción sexual femenina: causas y tratamiento

Se entiende por disfunción sexual un problema que aparece durante cualquier fase del ciclo de respuesta sexual (este ciclo de respuesta sexual tiene cuatro fases: excitación, meseta, orgasmo y resolución) que impide a un miembro de la pareja o a ambos experimentar satisfacción durante la actividad sexual.

Pese a que sigue siendo un tema tabú para muchas personas, la disfunción sexual afecta tanto a hombres como a mujeres de todas las edades.

Afortunadamente, la mayoría de los casos de disfunción sexual son tratables. Por esta razón, es muy importante compartir tus preocupaciones con tu pareja lo antes posible y buscar ayuda especializada en caso de que sea necesario.

Causas comunes de la disfunción sexual femenina

La disfunción sexual puede ser el resultado de tanto de un problema físico como de uno de origen psicológico.

Entre las principales causas físicas y/o médicas que pueden afectar el deseo y la función sexual femenina podemos señalar las siguientes:

  • Patologías y enfermedades como la diabetes, enfermedades cardíacas, enfermedades neurológicas, desequilibrios hormonales, menopausia u otras afecciones crónicas como enfermedad renal o insuficiencia hepática,
  • Alcoholismo o abuso de drogas y estupefacientes.
  • Los efectos secundarios causados por la toma regular de ciertos medicamentos como algunos antidepresivos.

Existen muchas causas de origen psicológico por las cuales una mujer puede sufrir problemas relacionados con la disfunción sexual, entre las principales podemos destacar:

  • Estrés y ansiedad relacionados con el trabajo, la familia, etc.
  • Preocupación por el rendimiento sexual, baja autoestima, problemas matrimoniales o de pareja
  • Depresión, sentimientos de culpa o los efectos de un trauma sexual pasado.

¿Cómo afecta la disfunción sexual a las mujeres?

En el caso de las mujeres la disfunción sexual suele manifestarse de una o varias de las siguientes formas:

Falta de deseo sexual o líbido

Muchos factores pueden causar una falta de deseo sexual o interés en el sexo desde cambios hormonales, efectos secundarios causados por determinados medicamentos o tratamientos, el embarazo…

Una causa muy común es el hartazgo de mantener siempre las mismas rutinas sexuales. También puede contribuir a la falta de entusiasmo por el sexo, factores relacionados con el estilo de vida como el sedentarismo, el estrés o la fatiga.

Incapacidad para excitarse.

En el caso de las mujeres, la incapacidad de excitarse físicamente durante la actividad sexual a menudo está directamente relacionada con una lubricación vaginal insuficiente.

Aunque también puede ser causada por factores psicológicos como la ansiedad o deberse a una estimulación inadecuada o insuficiente. Además, diversos estudios han relacionado problemas de flujo sanguíneo en la zona vaginal y el clítoris con la incapacidad para excitarse en el caso de mujeres.

Dificultad o incapacidad para alcanzar el orgasmo (anorgasmia).

La ausencia de clímax sexual (orgasmo) en una mujer puede deberse a la inexperiencia, a factores psicológicos como la culpa, la ansiedad o un abuso o trauma sexual del pasado. Otros factores que contribuyen a la anorgasmia son una estimulación sexual insuficiente, factores físicos como la existencia de enfermedades crónicas o la toma de ciertos medicamentos.

Relaciones sexuales dolorosas

El dolor durante el coito puede ser causado por muchas razones que incluyen: endometriosis, una masa pélvica, la presencia de quistes ováricos, vaginitis, tejido cicatricial resultado de una cirugía o una enfermedad de transmisión sexual o una mala lubricación

Una causa común es el vaginismo. se trata de una disfunción sexual caracterizada por un espasmo doloroso e involuntario de los músculos que rodean la vagina durante el coito imposibilitando la penetración. A menudo, su origen se debe a una fobia sexual o una experiencia traumática o dolorosa previa.

Tratamientos naturales para la disfunción sexual femenina:

Pese a que existen determinados medicamentos similares al viagra masculino para tratar disfunción sexual en el caso de las mujeres, estos pueden tener efectos secundarios poco agradables como somnolencia, náuseas y mareos. Por supuesto, las mujeres que sigan estos tratamientos deben atenerse de tomar alcohol y otras drogas.

Afortunadamente, existen algunos remedios naturales que pueden ser alternativas a considerar para el “viagra femenino”, especialmente para elevar o incrementar el deseo sexual femenino. Uno muy sencillo es preparar una mezcla de base de agua caliente, canela y jengibre y tomarla todas las mañanas con el estómago vacío.

Del mismo modo ciertos alimentos (todos ellos además deliciosos) pueden ayudar a mejorar el equilibrio hormonal, aumentar el flujo sanguíneo e incrementar el deseo sexual sin los efectos secundarios de un medicamento.

Entre ellos destacan las fresas, el chocolate, frutos secos como las almendras y las nueces, las ostras y almejas, la alcachofa, la sandía, la miel, el jengibre o la canela, entre otros.

Incorpora algunos de estos alimentos en tu dieta y disfruta de sus beneficiosos efectos para la salud.