Operación de miopía -¿se puede corregir con cirugía?

Cada año crece el número de personas, especialmente de jóvenes, que padecen el defecto ocular que conocemos con el nombre de miopía o visión corta. Afortunadamente hoy día, la operación de miopía es una cirugía segura y satisfactoria para la inmensa mayoría de pacientes.

En este artículo vamos a contarte qué es la miopía y en qué consiste una operación de miopía. Por ello, si te cuesta ver con nitidez objetos y personas que se encuentran lejos te animamos a seguir leyendo.

¿Qué es la miopía y cuáles son sus síntomas?

Se estima que a día de hoy 1 de cada 4 personas padece miopía. El uso y “abuso” de las pantallas digitales explican este preocupante aumento de personas miopes. De hecho, más la mitad de la población tiene problemas de visión y muchos lo desconocen porque no solemos acudir a las revisiones periódicas aconsejadas por los expertos.

Podríamos definir la miopía o visión corta como la incapacidad de poder ver correctamente objetos, personas, etc.; a distancias largas. La razón es que el punto focal de la luz se coloca delante de la retina impidiendo ver la imagen del objeto bien definida.

En un ojo normal las imágenes que llegan a la retina enviadas por la córnea y el cristalino se enfocan directamente sobre ella obteniendo una visión perfecta del objeto en el que nos hemos fijado. Por el contrario, en el caso de un ojo miope su longitud es mayor de lo normal y la consecuencia de ello es que la imagen se enfoca delante de la retina provocando una visión borrosa de lejos mientras que los objetos cercanos si se aprecian correctamente

Por lo tanto, cuando una persona con miopía intentar divisar objetos que se encuentran en la lejanía percibe imágenes borrosas e inexactas pero si están cerca las percibe nítidamente.

Para corregir esta anomalía es necesario el uso de gafas graduadas o lentes de contacto que nos permitan enfocar bien a la lejanía y ser capaces de percibir objetos o personas con nitidez aunque estén a gran distancia.

Para un ojo normal, el punto remoto (que es el punto más alejado del ojo que se puede ver claramente) está alrededor de 5 a 6 metros. Para un ojo miope, es inferior a los 5 metros.

Los primeros síntomas de la miopía generalmente aparecen en la etapa infantil, alrededor de los 6 a 8 años de edad. Sin embargo, a veces puede aparecer antes (miopía congénita) o, por el contrario, manifestarse más tarde, después de los 20 años, luego se estabiliza en la mayoría de los casos.

¿Es posible corregir la miopía con cirugía?

Existen diferentes opciones para corregir la miopía, cada una con sus pros y contras, siendo aún hoy día el método más utilizado el uso de gafas y en menor medida el de lentes de contacto.

Pero si lo que deseas es decir adiós a las gafas o las lentillas para siempre, someterse a una operación de cirugía refractiva láser de miopía puede ser la solución.

Dentro de ella, podemos distinguir tres técnicas quirúrgicas para la corrección de este defecto refractivo que denominamos miopía:

  • PRK
  • FEMTOLASIK
  • ICL

Responder a cuál de las tres técnicas quirúrgicas es la más adecuada dependerá de cada caso y en función de las necesidades de cada paciente ya que hay muchos factores a tener en cuenta como la edad del paciente, el grado de miopía, las características morfológicas de la córnea y la profundidad de la cámara anterior, entre otros.

Por ello, es esencial someterse a un examen ocular completo para que su oftalmólogo valore la situación y determine la técnica quirúrgica más adecuada según tus expectativas y las características de tu ojo.

Si bien, la cirugía refractiva para operación de miopía es una técnica quirúrgica cada día más empleada para corregir la miopía ya que ofrece un alto porcentaje de éxito.

Además, la cirugía apenas dura unos minutos y no suele presentar complicaciones postoperatorias. Pocos minutos después de la operación el paciente puede abandonar la clínica por su propio pié, interviniéndose en la mayoría de casos los dos ojos a la vez siendo además el post-operatorio muy sencillo e indoloro ya que requerirá simplemente de la aplicación de colirios.

Por ello, según datos del sector:

Más del 95% de los pacientes se muestran satisfechos o muy satisfechos con los resultados de su operación de miopía.

En definitiva, si estás valorando la opción de someterte a una operación para corregir tu miopía, consulta a tu oftalmólogo él resolverá todas tus dudas y evaluará la situación para ofrecerte la menor alternativa para solucionar tu problema de visión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies