¿Es mejor la copa menstrual que los tampones y compresas?

Cada vez es mayor el número de mujeres que deciden decir adiós para siempre a los tampones y compresas optando un su lugar por una alternativa más saludable, económica y sostenible. Nos referimos como no a la copa menstrual.

Pese a ello, sigue siendo todavía una gran desconocida para muchas mujeres. Por esta razón, a lo largo de este artículo vamos a contarte qué es una copa menstrual, qué beneficios y ventajas tiene frente los clásicos productos para la higiene femenina como compresas y tampones, cómo se utiliza, cómo debe ser la limpieza de la copa menstrual…

¿Qué es una copa menstrual?

La copa menstrual es un recipiente fabricado en silicona en forma de copa cuya finalidad es recoger en su interior el sangrado menstrual. De esta forma en ningún momento el sangrado va a entrar en contacto con nuestro organismo eliminando cualquier riesgo de infección bacteriana o por hongos. Por ello, la copa menstrual es la más saludable e higiénica que las clásicas compresas y tampones.

Si bien, antes de comprar tu copa menstrual debes tener en cuenta un aspecto importante, la talla o el tallaje de copa más adecuado para ti. La mejor copa menstrual será la que más se adapte a tus características y necesidades.

Básicamente, la talla depende de los siguientes cuatro factores:

  • Tu edad. Una chica de hasta 18 años tendría que usar una talla s. Si tiene entre 18 a 35 años una talla mediana y a partir de los 35 años lo habitual es usar una talla L.
  • Tu complexión física
  • Si ya has sido madre y si lo fuiste por parto vaginal o por cesárea.
  • Si practicas un deporte o una actividad en el cual se ejercite el suelo pélvico (pilates, ballet, etc.)

Beneficios y ventajas de la copa menstrual

Como hemos mencionado anteriormente se trata de una alternativa más saludable por varias razones entre ellas porque en su fabricación se utiliza silicona hipoalergénica de alta calidad estando completamente libre de látex y otros aditivos no saludables que se encuentran en los tampones y en la mayoría de las compresas. Por lo tanto significa que está también totalmente libre de posibles reacciones alérgicas.

Por otro lado, la silicona posee otra interesante característica. Se trata de un material totalmente moldeable. Una vez introducida y colocada en el interior de la zona vaginal la copa menstrual se acopla a las paredes vaginales evitando de este modo posibles pérdidas y fugas por pequeñas que sean.

Al ser moldeable podemos hacer deporte, incluso ir a la piscina y nadar sin notar para nada la copa ni tener la incómoda sensación de que se nos va a caer.

Otra ventaja a tener en cuenta es que la copa menstrual es mucho más económica. Piensa en lo que te gastas al mes en compresas y tampones. Después, el resultado lo multiplicas por doce meses y la cifra resultante por 35 o 40 años de vida
fértil que tiene una mujer. ¿Te haces una idea de todo lo que ahorrarías?

Por último, dado que se trata de un producto reutilizable, se trata de una alternativa más sostenible y ecológica para la menstruación. Se estima que la mayoría de los tampones desechables del mercado tardan unos 800 años en descomponerse. Teniendo en cuenta que una mujer promedio gasta entre 15-25 tampones en un solo ciclo menstrual. Por el contrario, una sola copa menstrual puede durar hasta 7 años. Puedes hacerte una idea de la gran cantidad de deshechos en tampones que se evitan al medio ambiente durante este plazo de tiempo.

Cómo colocar y quitar una copa menstrual

Por su colocación no te preocupes, es muy sencillo. Pese a que hay varias formas de hacerlo, las más usadas por la mayoría de mujeres son estas dos:

1- Doblar la copa en forma de C (Pliegue en C)

Aplanas la copa y la doblas por la mitad hasta hacerla parecer la letra C y después la deslizas poco a poco hacia el interior de la vagina. Una vez dentro se abrira la copa ajustándose a las paredes vaginales.

2 – Doblar la copa en forma de V (Pliegue en V)

Esta segunda forma es la más indicada para copas menstruales que vienen con aplicador. También, es la más recomendada para principiantes porque la parte de arriba es mas estrecha.

Presiona con un dedo la anilla superior de la copa hacia adentro en forma de V. Después sujetando lacopa por la parte de abajo mientras presionas el pliegue vas poco a poco se introduciéndola como si fuera un tampón.

Para facilitar la introducción podemos aplicar un poquito de lubricante en el contorno de la copa. Así será sea mucho más fácil deslizarla en nuestro interior y evitaremos a su vez posibles molestias o dolor al introducirla en la vagina.

Sacar o quitar la copa también es un proceso rápido y sencillo. Para ello, lo primero que debemos hacer es presionar un poquito en la zona de abajo para romper el vacío que la copa menstrual ha generado en el interior.

Una vez entre el aire basta con ir deslizándola poco a poco hacia afuera siempre de forma recta. Una vez hayamos sacado la copa menstrual vaciamos su contenido y la limpiamos.

Para la limpieza de la copa menstrual solo necesitamos agua y papel higiénico para secarla posteriormente.

Si se desea se puede usar también una toallita íntima para limpiar la copa pero corremos un mayor riesgo ya que al tratarse de un producto higiénico con mucha humedad favorece la proliferación de hongos entonces. Por ello, si la limpias con una toallita usa siempre luego papel higiénico para secarla bien.

Como ves, la copa menstrual posee una serie de interesantes ventajas. Además, es muy sencilla de colocar, quitar y limpiar. Por ello, ¿a qué esperas para probarla?.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies