fbpx

Vending saludable, cómo comer sano en la oficina

72 / 100

Según la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) los malos hábitos alimenticios en el trabajo no sólo afectan a la salud de los trabajadores sino que hace disminuir hasta un 20% la productividad.

Por ello, cada vez es mayor el número de empresas que apuestan por implantar acciones como escoger las máquinas expendedoras de vending saludable Delikia para promover una buena alimentación en el horario laboral.

Para conocer más sobre esta tendencia hemos consultado al equipo de Delikia, una empresa de alimentación por medio de máquinas automáticas (vending) de referencia cuya innovadora propuesta se basa en ofrecer productos frescos y snacks saludables procedentes, en gran parte de ellos, de agricultura ecológica y sostenible.

De este modo, se facilita a los trabajadores de oficina la inclusión dentro de la rutina diaria de ciertos alimentos imprescindibles para proporcionar la energía suficiente y vitalidad necesaria para desempeñar sus tareas.

La importancia de comer bien para trabajar mejor

Los estudios no dejan lugar a dudas, la alimentación es fundamental para el correcto funcionamiento del cerebro en situaciones de estrés o en las cuales se requiere mayor concentración así como para el desarrollo de ideas o solución de problemas diversos.

Los desequilibrios alimentarios pueden producir cansancio e irritabilidad en los trabajadores. Los malos hábitos como realizar comidas copiosas o ricas en grasas pueden provocar somnolencia, molestias, sobrepeso

Por el contrario, alimentarse de manera saludable en el trabajo conlleva una serie de efectos positivos. Entre ellos destacan:

  • Proporciona bienestar físico y mental
  • Mejora el rendimiento laboral 
  • Reduce el número de bajas laborales, ya que los trabajadores enferman menos

Aliméntate bien en el trabajo: realiza un picoteo saludable

A veces las largas jornadas laborales puede llevarnos a consumir alimentos entre comidas, es decir a picar entre horas, un hábito que está muy asociado a varios factores como el estrés o la ansiedad. 

Tradicionalmente, en las máquinas de vending predominaban snacks y bebidas poco saludables que deberíamos eliminar o limitar su consumo en nuestra dieta como patatas fritas, bollería industrial, refrescos azucarados… 

¿Te cuesta dejar de picar entre horas? ¡A nosotros también!

Por ello, para matar el gusanillo sin sobresaltos, mejorar tu rendimiento y fomentar tu productividad te recomendamos consumir snacks saludables como estos:

Frutos secos

Son uno de nuestros alimentos favoritos y de muchos, por varias razones. En primer lugar son fáciles de consumir y están deliciosos, pero además destacan su gran aporte calórico y elevada cantidad de ácidos omega 3, omega 6 y vitaminas.

Consumir pistachos, nueces o un cocktail de frutos secos que incluya pasas y almendras es muy beneficioso para nuestro cerebro ya que fomenta la creatividad y la agilidad mental. Además, mejora la memoria y previene los problemas cognitivos.

Fruta fresca

Como sabes las frutas son una fuente rica en vitaminas y minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio o el potasio, sustancias esenciales para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Además, las frutas tienen un efecto saciante muy potente con lo que evita que comamos de más entre horas y poseen muy pocas calorías.

Una opción muy interesante es consumir fruta deshidratada, ya que conserva todas las propiedades de la fruta fresca pero tiene la ventaja de que alarga su vida útil. 

Barritas y tortitas de cereales 

Las barritas energéticas que son ideales para consumir en tu puesto de trabajo en la oficina o mientras te tomas un merecido descanso, ya que aportará la energía que necesitas de forma rápida. Eso sí, debes asegurarte de que se trata de barritas o tortitas saludables  elaboradas con cereales integrales y frutos secos ¡Sin azúcares añadidos!.

Yogur natural

A grandes rasgos, el yogur es leche fermentada y como tal aporta muchos de los beneficios de la leche. Es una rica fuente de calcio, contiene proteína y resulta de fácil digestión. Además, contiene nutrientes como seriboflavina, vitamina B, ácido fólico, ácido láctico, potasio, fósforo, yodo y zinc.

Como ves ya no sirven excusas como la de:  “no puedo comer saludable porque paso muchas horas en la oficina”. Hay muchas formas de realizar un picoteo saludable y no pasar necesariamente hambre mientras trabajamos. Aquí solo hemos compartido algunas de ellas.