Inicio > Deporte > ¿Cómo consigue el uso de campos electromagnéticos reducir el dolor de articulaciones y músculos?

¿Cómo consigue el uso de campos electromagnéticos reducir el dolor de articulaciones y músculos?

Pese a que existe una amplia variedad de fármacos para mitigar el dolor, como analgésicos, antinflamatorios y opioides, el futuro pasa por encontrar un tratamiento capaz de reducir el dolor de articulaciones y músculos sin causar efectos secundarios.

Es en este punto donde se ha demostrado cómo la terapia de campos electromagnéticos puede resultar muy beneficiosa para reducir la inflamación muscular y aliviar el dolor de articulaciones y músculos.

Aplicaciones terapéuticas de los campos electromagnéticos

Se sabe desde hace tiempo que los campos electromagnéticos interfieren en el funcionamiento de nuestro cuerpo. De hecho, sus propiedades beneficiosas para la salud ya eran conocidas por varias culturas de la antigüedad, como la egipcia, la asiria o la persa.

Pese a ello, hay que remontarse hasta el siglo XVI para encontrar ensayos científicos sobre el uso terapéutico de los campos electromagnéticos. Hoy en día, contamos ya con una amplia experiencia clínica sobre cómo deben aplicarse para lograr los resultados deseados.

Además, sabemos que se trata de una terapia que carece de contraindicaciones formales, es decir, que, a diferencia de los analgésicos, no causa efectos secundarios, y que actúa directamente en el foco del dolor. De ahí, que su uso se haya generalizado en el campo de la fisioterapia deportiva y en la rehabilitación física de personas que sufren lesiones crónicas como: rodilla de corredor, tendinitis, artritis, osteoartritis, codo de tenista, fascitis plantar…

ActiPatch® y los campos electromagnéticos

El microdispositivo electrónico portátil ActiPatch® funciona mediante campos electromagnéticos que penetran en la zona del cuerpo donde se localiza el dolor para reducir la inflamación, causante del dolor, y restaurar las células dañadas.

Por su capacidad para actuar directamente en el foco del dolor y disminuir las molestias en músculos y articulaciones, su uso se recomienda en pacientes con dolores crónicos, pacientes con artritis, fibromialgia, ciática, dolor de espalda, etc.

Gracias a este dispositivo portátil, la tecnología ActiPatch® ya no solo se utiliza en hospitales o clínicas, sino que cualquier persona se puede beneficiar de ella para uso personal.

Asimismo, este dispositivo es muy sencillo y seguro de usar. Solo se debe aplicar ActiPatch® sobre la piel de la zona lesionada, sujetar el dispositivo con el sistema de fijación adecuado que viene en la caja y pulsar el botón de encendido.

Su diseño, fino, discreto y ergonómico, también facilita su uso durante las 24 horas del día.

¿Para quién es aconsejable el uso de ActiPatch®?

Este dispositivo terapéutico resulta muy útil, por ejemplo, para las personas que practican deporte, ya que son más vulnerables a padecer determinadas dolencias como tendinitis, lesión de ligamento cruzado, codo de tenista…

Del mismo modo, está indicado para las personas que sufren lesiones crónicas a causa de movimientos repetitivos o accidentes, las personas que trabajan en oficinas y que se pasan la mayor parte de su jornada laboral sentadas delante del ordenador o manejando el ratón, los pacientes con dolores crónicos, etc.

En un caso u otro, el uso de ActiPatch® contribuye a que los usuarios de este dispositivo disfruten de una mejor calidad de vida.
Se puede comprar en farmacias o en la tienda online: www.actipatch.es.

¡No es necesaria receta médica para su compra!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies