Inicio > Bienestar > Consejos para dormir mejor y evitar el insomnio

Consejos para dormir mejor y evitar el insomnio

Consejos para dormir mejor y evitar el insomnio

Dos de cada tres personas que sufren problemas relacionados con el sueño reconocen haber recurrido remedios caseros para dormir mejor y evitar el insomnio.

De hecho, los expertos afirman que alrededor de un tercio de la población experimenta episodios de insomnio en algún momento de su vida. De ahí que el insomnio sea considerado por los especialistas en Medicina del Sueño como un auténtico problema de salud pública.

Reflejo de esta preocupación por la calidad de nuestro sueño es que cada 15 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, una iniciativa internacional promovida por la WASM, siglas en inglés de la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, y que busca concienciar a toda la población sobre la importancia del sueño en nuestra salud.

Pero, desafortunadamente, la mayoría de consejos para evitar el insomnio que solemos escuchar no funcionan ni gozan de una base científica que acredite que funcionan.

Pero, si sufres insomnio no te desesperes. Manteniendo una serie de sencillos hábitos saludables de sueño podrás mejorar la calidad del mismo y con ello tu calidad de vida.

A continuación te damos algunos consejos y recomendaciones a seguir que puedes poner en práctica desde hoy mismo para dormir mejor y evitar el insomnio.

Mejora tu rutina de sueño

Una buena rutina de sueño no es solo importante para los niños, también es muy recomendable para adultos que sufren problemas relacionados con el sueño.

Crear una sólida rutina de sueño es tan sencillo como irse a la cama y levantarse a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esta regularidad ayuda a mejorar la calidad de nuestro sueño y previene el insomnio.

Evita la tecnología a la hora de dormir

Las pantallas electrónicas de televisores, tablets y móbiles emiten una luz azul que reduce la producción de melatonina por nuestro cuerpo.

La melatonina es conocida como la hormona del sueño y juega un destacado papel en la calidad de nuestro sueño. Su producción se incrementa cuando se reduce la luz ambiental. Si descansamos cerda de una pantalla encendida nuestro cuerpo producirá menos melatonina.

De ahí la importancia de mantener las pantallas de nuestros dispositivos electrónicos apagadas mientras dormimos y limitar el uso de la tecnología a la hora de acostarse.

Compra un buen colchón para dormir mejor

La importancia del colchón para nuestro descanso esta fuera de toda duda.

Un buen colchón es aquel que esta diseñado para favorecer nuestro descanso.

Por ejemplo, los especialistas en descanso recomiendan colchones fabricados con materiales y tejidos naturales como el algodón ya que estos actúan como aislante natural y ejercen una función termorreguladora que favorece la transpiración y por lo tanto el descanso.

Colchones como los de dormitienda son un buen ejemplo de ello. Fabricados con innovadores materiales naturales como viscoelástica de biosoja no sólo favorecen la circulación sanguínea mientras duermes sino que previenen posibles reacciones alérgicas que perjudiquen el descanso.

Por otro lado, al tratarse de colchones ecológicos fabricados con materiales naturales y respetuosos con el medio ambiente no solo contribuyen a tu descanso si no que preservan la salud de nuestro entorno.

Si bien, antes de comprar un colchón es muy importante tener en cuenta nuestra forma de dormir, nuestras características y nuestros hábitos.

Se dice que existe un colchón adecuado para cada tipo de persona, ya que no todos los colchones se adaptan por igual a nuestras características físicas o necesidades. Del mismo modo, no todos los diseños son convenientes para nuestra postura al dormir.

Por ello, a la hora de comprar un colchón hay que hacerlo en tiendas o webs de confianza, especializadas en el descanso y que ofrezcan un asesoramiento al usuario para ofrecerle el colchón más adecuado a sus necesidades.

Ojo a la temperatura

Como bien sabes, cuando la temperatura ambiental es elevada dormir parece una tarea imposible.

Ello se debe a que, dado que de forma natural la temperatura tiende a menor durante la noche, nuestro cerebro interpreta que la bajada de temperatura ambiental es señal de que es hora de dormir.

Por ello, el hecho de dormir bien se hace más complicado cuando la temperatura ambiental de la habitación es elevada.

Del mismo modo, dormir en un lugar demasiado frío tampoco es aconsejable. Ya que si tus manos y pies están demasiado fríos, tu cerebro permanece en alerta y es posible que tengas dificultades para dormir.

Los especialistas en sueño afirman que la temperatura ideal para dormir es entre 18-21 °C.

Evidentemente esta cifra puede variar según el sexo, la edad y otras circunstancias médicas particulares. Por ejemplo, las personas con tiroides o mala circulación tienden a ser más frías.

Evita el tabaco y el alcohol

Si fumas quizás pienses que fumarte un cigarrillo antes de acostarte es una buena manera de relajarte. Sin embargo, la nicotina es un estimulante y como tal favorece el insomnio.

Por lo tanto, si no puedes dejar el hábito de fumar, al menos trata de abstenerte de fumar un cigarrillo dos horas antes de acostarte.

Del mismo modo, el alcohol deprime el cerebro y el sistema nervioso central, por lo que si bien puede hacer que te sientas con sueño e incluso te duermas, pero no disfrutarás de un sueño de buena calidad.

De hecho, cuando experimentamos resacas, la mayor parte de la sensación de malestar se debe a la deshidratación que a su vez causa también fragmentación del sueño. De ahí que te sientas totalmente agotado cuando te despiertas.

Modera la ingesta de líquidos antes de dormir

Si sufres de insomnio es muy importante que reduzcas el consumo de bebidas estimulantes como el té o el café, especialmente por la noche.

Los efectos estimulantes de la cafeína pueden durar mucho tiempo (hasta 24 horas). Por ello las posibilidades de que afecten el sueño e interfieran negativamente en el proceso de quedarse dormido son elevadas.

En su lugar, toma una taza caliente de leche o recurre a infusiones de hierbas como la tila, la valerina o la hierba luisa que te ayudarán a dormir mejor.

En definitiva, si tienes problemas insomnio, problemas para conciliar el sueño o, simplemente, quieres disfrutar de un sueño reparador pon en práctica estos sencillos consejos para dormir mejor y disfrutar de un descanso y un sueño de calidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies