Inicio > Dependencia > Camas eléctricas, no solo para mayores

Camas eléctricas, no solo para mayores

Camas eléctricas con somier articulado, no sólo para mayores

El uso de camas eléctricas con somier articulado es habitual para favorecer el descanso de personas tienen una movilidad reducida, como mayores, discapacitados o personas en periodo de convalecencia que se están recuperando de una lesión o enfermedad.

Estas personas se ven obligadas a pasar varias horas al día en la cama. Por ello, para prevenir lesiones debido a la falta de movilidad como las temidas úlceras por presión, conocidas como escaras, es necesario que la persona encamada cambie de postura cada cierto tiempo de forma progresiva.

En el caso de pacientes de cuya movilidad está muy limitada como personas mayores y discapacitadas debido a la enfermedad, el uso de camas eléctricas con somier articulado suele ir acompañado de colchones antiescaras cuya superficie está diseñada para repartir todo el peso del cuerpo eliminando los puntos de presión causantes de las escaras.

Si bien, el uso de una cama articulada eléctrica no sólo es recomendable para mayores, convalecientes, discapacitados, etc.; sino que favorece el descanso de personas que sufren de problemas de espalda, molestias que suelen agravarse a la hora de dormir, perjudicando la calidad del descanso.

Del mismo modo, estas camas reclinables en diversas posiciones, también están recomendadas para personas que presentan problemas respiratorios o de circulación.

Por otro lado, el confort y comodidad que ofrecen estas camas con somier articulado ha hecho que poco a poco se hayan dejado de considerar a los somiers y camas articuladas como algo “hospitalario” o puramente sanitario en favor de entenderse como un elemento de mayor confort.

Por ello, estas camas eléctricas cada vez son más populares entre otros grupos de personas que, a priori, no sufren problemas de espalda, circulación, respiratorios o de movilidad, ya que el diseño ergonómico de los somiers articulados y la posibilidad de cambiar de posición fácilmente hace que su uso esté recomendado para aquellas personas que pasan varias horas en la cama ya sea devorando libros o estudiando, por ejemplo, para unas oposiciones.

Por supuesto, estas camas son ideales también para “serie-adictos”, cinéfilos, etc.; o personas a las que les gusta ver la televisión tumbadas cómodamente en una cama.

Beneficios de las camas eléctricas con somier articulado

Es posible adoptar varias posiciones

Al disponer de diversas zonas de articulación o planos, el usuario o su cuidador puede regular la posición del cuerpo para lograr la deseada. Por ejemplo, las piernas en alto, posición inclinada del plano de tronco, etc.

Evitan la aparición de malos olores en el colchón

La estructura de láminas del somier favorece la circulación del aire entre este y el colchón evitando su sobrecalentamiento así como la aparición de malos olores.

Alivio de la zona lumbar

Su diseño ergonómico posibilita adoptar una posición más natural mientras leemos o vemos la tele evitando, por ejemplo, que la zona lumbar del usuario esté tensión.

Estructura reforzada

Los somiers articulados disponen de una estructura reforzada para soportar mejor el peso de las diferentes zonas del cuerpo como la cabeza, la zona lumbar o las piernas y pies.

Previene las escaras y mejora la circulación sanguínea

Su uso combinado con colchones viscoláticos anti-escaras previene la aparición de estas lesiones en la piel del usuario al repartir el peso de su cuerpo homogéneamente a la vez que mejora el flujo y la circulación sanguínea.

Favorece la respiración

Por otro lado, la posibilidad de mantener inclinado nuestro cuerpo respecto al plano horizontal favorece la respiración siendo muy recomendable para personas con problemas de asma u otro problemas respiratorios.

Alivia problemas gástricos

Del mismo modo, aquellas personas que padecen gastritis o enfermedad del reflujo gastroesofágico (reflujo ácido) pueden ver aliviados en parte sus síntomas con estas camas.

En definitiva, tanto si eres la persona responsable del cuidado de un adulto mayor con problemas de movilidad, un paciente convaleciente o te gusta leer o ver la televisión en la cama, comprar una cama eléctrica con sommier articulado es una opción que deberías considerar para prevenir problemas de espalda, rozaduras, ulcerás por presión o escaras, o simplemente para disfrutar de una mayor comodidad y confort.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies