fbpx

4 claves al elegir una cuidadora interna de personas mayores

81 / 100

Contratar a una persona interna que atienda las necesidades de tus seres queridos es una decisión importante, en la que hay que valorar detenidamente ciertos aspectos y no elegir nunca a las primeras de cambio.

Quizás, si por ejemplo resides en la Comunidad Valenciana ya has realizado más de una vez esta búsqueda en Google  cuidadoras internas Valencia. Si lo hiciste habrás comprobado de primera mano que encontrar una cuidadora interna para personas mayores que experimentada, con vocación y que resulte de confianza es muy complicado. 

La incertidumbre de dejar a nuestro padre o madre con una persona que no conocemos de nada es algo normal que a menudo genera mucha angustia a las familias. No debemos olvidar que una empleada del hogar o cuidadora interna es aquella que se queda a dormir en el en el puesto de trabajo, donde presta los servicios. Es decir, reside en el domicilio y convive en el hogar con la familia.

Por ello, antes de tomar una decisión debemos tener muy claro ciertos aspectos. Para ayudarte, vamos a compartir una serie de consejos, tips o claves que todas las familias deben considerar antes de contratar una cuidadora interna para un familiar mayor y/o dependiente.

Define las tareas, labores y funciones que va a realizar la cuidadora interna

Antes de contratar una empresa de atención domiciliaria o buscar una cuidadora por tu cuenta tienes que tener claro lo que necesita tu ser querido, la persona mayor que va a recibir la atención y cuidados. 

No es lo mismo proporcionar apoyo y asistencia a personas mayores que a nivel cognitivo están bien que cuidar a una persona con alzheimer o una con movilidad reducida.

Por esta razón, antes de contratar a la trabajadora interna es muy importante determinar las tareas diarias y funciones que va a tener que desempeñar la cuidadora. Y ello dependerá de las necesidades que tenga el familiar dependiente.

Acude a una empresa especializada

Hoy día podemos encontrar muchas empresas de atención domiciliaria especializadas en selección y gestión de cuidadoras a domicilio de personas mayores que cuentan con profesionales que, por su dilatada experiencia, pueden ahorrarnos mucho tiempo y quebraderos de cabeza a la hora de encontrar a la trabajadora más adecuada a las necesidades de nuestra familia.

Estas empresas no sólo se ocupan de la selección de la cuidadora sino también de la gestión de los trámites administrativos a realizar como la redacción del contrato, el alta en la Seguridad Social, la elaboración de finiquitos… así como de la necesidad de cubrir bajas o realizar sustituciones.

Por ello, continuando con el ejemplo que pusimos al inicio de este artículo, si buscas profesionales experimentadas en el cuidado de personas mayores en Valencia, no lo dudes y solicita información a una empresa de ayuda a domicilio especializada en el cuidado de personas mayores, dependientes y/o enfermos en su propio hogar.

Establece un horario

Pese a que las cuidadoras internas de mayores son perfil profesional cada vez más demandado, hay ciertos aspectos legales que se deben cumplir pero que las familias desconocen o que les plantean muchas dudas, como todo lo referente a la jornada de trabajo, descanso y horarios de una cuidadora interna.

Es muy importante tener claro que la jornada de trabajo de una cuidadora interna es de 40 horas a la semana, como la de una empleada del hogar externa.

La única diferencia es que tú puedes establecer tiempos de presencia. Se trata de unas horas pactadas por ambas partes, aparte de la jornada laboral, en las que la cuidadora ha de permanecer en el hogar pero sin realizar ningún trabajo efectivo.

Si bien, hay que tener presente que una trabajadora interna tiene derecho cada día de trabajo a dos horas de tiempo de libre disposición. Y sí, si lo desea puede salir del hogar. Durante esas dos horas la cuidadora no va a estar en casa, no va a estar trabajando. De ahí la importancia de planificar los horarios.

Además, hay que tener en cuenta el tiempo de descanso. Entre jornada y jornada está establecido en 12 horas aunque puede reducirse a 10.

En cuanto a las vacaciones, al igual que el resto de trabajadores constan de 30 días naturales y evidentemente tienen derecho a los días festivos establecidos.

Ten en cuenta el salario mínimo que debe percibir la cuidadora

Como sabrás, el año 2021, el Salario Mínimo Interprofesional que debe percibir cualquier trabajador se ha fijado en 950 euros y 14 pagas al año.  

Aunque las familias, si así se acuerda con la trabajadora, pueden descontar la manutención y el hospedaje de la cuidadora interna del sueldo nunca pueden hacerlo del salario mínimo. Es decir, nunca se puede pagar una cuantía inferior a los 950 euros establecidos.

Para evitar problemas, resolver cualquier duda legal y aclarar conceptos complejos como las horas de presencia te recomendamos acudir a una empresa especializada en cuidado de personas mayores en su propia casa (atención domiciliaria). 

De esta forma evitaremos problemas de convivencia con la cuidadora a la vez que nos aseguramos de que se respetan tanto los derechos de la trabajadora como los del usuario. Sólo así disfrutaremos de una convivencia tranquila, feliz y una experiencia agradable para todos.