Inicio > Bienestar > Ventajas de una residencia de ancianos para la salud

Ventajas de una residencia de ancianos para la salud

Ventajas de una residencia de ancianos para la salud

Cuando un miembro de nuestra familia requiere más atención de la que podemos proporcionarle, la mejor alternativa es ingresarlo en una residencia de ancianos.

Aunque se trate de un centro de mayores con una excelente reputación y un gran equipo de profesionales, la decisión de llevar a un ser querido a una residencia siempre es muy difícil y dura de tomar.

Pero, a largo plazo nos daremos cuenta de que es lo mejor para su salud y bienestar.

Debemos tener en cuenta que cuando una persona no puede realizar por si misma las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) como: vestirse, bañarse e incluso comer y beber, corre el riesgo de sufrir deshidratación, malnutrición así como otras muchas complicaciones de salud consecuencia de una higiene inadecuada.

En una residencia de mayores siempre habrá un miembro del personal disponible para ayudar a nuestro ser querido y proporcionarle los cuidados que necesita.

Pero vivir en una residencia de ancianos no sólo tiene ventajas en aquellos casos en los que el interno tenga una patología específica, como Alzheimer o la Demencia Senil.

También, en aquellos casos en los que la persona mayor es capaz de realizar las tareas cotidianas de la vida diaria con total autonomía y no existen dolencias concretas, residir en una residencia de ancianos ofrece importantes ventajas como la posibilidad de contar con un seguimiento personalizado de la dieta, controles constantes de la tensión, el nivel colesterol, etc.

Todo ello contribuirá a mejorar el nivel de salud y calidad de vida de nuestro familiar.

A pesar de ello, como hemos mencionado separarse de una persona tan amada es siempre muy duro.

Para ayudarte a dar este difícil pero necesario paso hemos consultado a Isaac Rubio, director de una residencia de ancianos en Sabadell para que nos cuente algunas de las principales ventajas que ofrece una residencia de ancianos para la salud de nuestros mayores.

Ventajas para la salud de nuestros mayores de una residencia de ancianos

Las residencias de ancianos son una excelente de asegurarnos de que nuestro ser querido tenga los cuidados y la atención que se merece.

Entre algunas de las ventajas para la salud de vivir en estos centros especializados destacan:

Atención continuada las 24 horas del día

La ventaja más evidente de llevar a un ser querido a una residencia de ancianos es que nos aseguraremos de que cuenta con atención continua las 24 horas del día, los siete días de la semana. Algo que nosotros en casa no le podemos proporcionar.

Aquellos residentes que necesiten ayuda con las tareas diarias diarias más básicas como bañarse, vestirse, comer, beber.. siempre siempre hay un profesional capacitado para intervenir y ayudar a su ser querido cuando sea necesario.

Supervisión medica y monotorización constante

Estos centros de mayores cuentan con personal cualificado y experimentado en el ámbito de la tercera edad con la formación y capacidad de prestar la atención médica adecuada a personas mayores con enfermedades crónicas y graves como el Alzheimer, la demencia, el Parkinson, el cáncer o la diabetes.

Estas y otras enfermedades comunes en personas mayores requieren una atención médica por parte de un profesional especializado en Medicina geriátrica, Enfermería, Fisioterapia de rehabilitación de las personas mayores,Terapia Ocupacional, Psicología…

Estos profesionales de la salud se ocuparán de:

  • Administrar los medicamentos a los residentes cuando sea necesario o cuando formen parte de un tratamiento médico prescrito.
  • Controlar los niveles de colesterol o azúcar
  • Medir la presión arterial regularmente
  • Establecer una dieta personalizada, adaptada a las necesidades y condiciones de salud de cada persona

En definitiva, controlarán su salud las 24 horas, prestando servicios de emergencia y la atención médica que fuera necesaria.

Dieta equilibrada y saludable

Obviamente, además de ayudar a las personas mayores en la realización de las actividades básicas de la vida diaria y brindarles atención médica, las residencias de ancianos prestan servicios de lavandería, limpieza y comidas para los residentes.

Los menús de una residencia de mayores están diseñados teniendo en cuenta las condiciones de salud de los internos lo que asegura una dieta equilibrada y saludable para los residentes. Para ello, estos centros cuentan entre su personal con un nutricionista cuya función es la de diseñar dietas a medida para cada residente así como supervisar los menús.

Días estructurados

En el caso de personas mayores contar con una rutina estructurada es esencial para su salud.

Cuando conviven con su familia, por ejemplo en casa de una hija o hijo, las personas mayores tienden a estar sujetas al horario familiar. Este suele ser caótico debido al elevado nivel de estrés que sufren hoy día las familias con largas jornadas de trabajo en el caso de los progenitores, infinidad de actividades para los niños, etc.

En estas condiciones establecer un horario para las comidas, toma de medicamentos, horas de descanso necesarias para nuestro familiar de avanzada edad puede resultar imposible.

Sin embargo, en una residencia se sigue un horario de actividades bien estructurado algo que favorece la salud y sensación de bienestar.

Interacción social

Residiendo en una residencia de ancianos, la interacción social es inevitable. Las residencias de ancianos cuentan además con un programa de actividades sociales para que los residentes participen y formen amistades.

Vivir en un ambiente con interacción alentada ayuda a prevenir el aislamiento, la depresión, la pérdida de la memoria y el deterioro cognitivo.

Mayor seguridad

Las residencias de ancianos cuentan con instalaciones diseñadas para prevenir caídas y reducir los ingresos hospitalarios.

Por el contrario, la mayoría de los hogares no están adaptados a los problemas de movilidad que presentan muchos mayores, lo que supone un elevado riesgo de caídas y de lesiones por accidentes.

Como ves son muchas las ventajas para la salud que ofrece una residencia de ancianos.

Por ello, cuando sus condiciones de salud lo requieren, no debes sentirte culpable por llevar a tu familiar a uno de estos centros ya que en ellos recibirán la atención y los cuidados que tu no puedes darle.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies